PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Slim pide autorización a la CNMV para lanzar la opa sobre FCC

El magnate mexicano Carlos Slim, principal accionista de FCC, ha presentado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el folleto y el escrito de solicitud de autorización de la opa sobre el 100 % del grupo, que requerirá la presentación de un aval de 1.529 millones de euros.

En concreto, y con el fin de garantizar la ejecución y el pago de la contraprestación ofrecida, se aportará un aval bancario de Caixabank por importe de 1.000 millones y otro de Banco Santander por 529,6 millones de euros que cubren todas las obligaciones del pago que puedan resultar de la oferta, teniendo en cuenta las acciones inmovilizadas.

La operación, que fue avanzada por el empresario el pasado 4 de marzo a un precio de 7,6 euros, arroja ahora una prima del 0,3 % frente al 15,32 % que representaba en el momento de publicarse.

La operación se produce una vez que Slim ha superado el 30 % de la compañía tras la reciente ampliación de capital. En consecuencia, al superar este porcentaje, la ley de opas obliga a Slim a lanzar una opa.

Inversora Carso (IC) -sociedad matriz de Control Empresarial de Capitales (CEC) y vinculada a Slim- es titular, directo e indirecto de 115.361.589 acciones de FCC, representativas del 30,48 %, ha detallado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Además, se le atribuye un 7,029 % de FCC relacionado con la participación de la sociedad Nueva Samede 2016, vinculada a Koplowitz, por la prenda constituida a raíz del crédito otorgado por el mexicano a la empresaria para que esta pudiese acudir a la ampliación de capital que la compañía llevó a cabo por 709,5 millones.

Además a Inmobiliaria Carso se le atribuyen 141.091 acciones de FCC propiedad de Juan Rodríguez Torres, consejero de la sociedad nombrado por Slim, y las correspondientes a Gerardo Kuri Kaufmann, también consejero vinculado al mexicano.

En virtud del contrato de opción de compra y venta de deuda suscrito el 5 de febrero entre BBVA y Bankia, como entidades Financiadoras, y con relación a la deuda que Esther Koplowitz mantiene con ellas a raíz de un préstamo suscrito en abril de 2011 por 843,4 millones, también se le atribuyen a Slim 58.454.939 acciones de FCC, representativas de un 15,4 % de los derechos de voto.

Y es que, como garantía de este préstamo, la empresaria tiene pignoradas sus acciones en FCC.

Por tanto, y conforme a la normativa del mercado de valores, a Slim se le atribuyen derechos de voto del 53,007 % descontada la autocartera, aunque de forma efectiva posee el 30,4 %.

En la operación, se procederá a la inmovilización de 97.300.809 acciones de FCC propiedad de CEC (25,68 % de FCC) y de 18.060.780 acciones propiedad de IC (4,7 %).

También se inmovilizarán 26.626.480 acciones de Nueva Samede representativas del 7,029 % de FCC; 58.454.939 acciones de Dominum Dirección y Gestión, que equivalen al 15,4 %, y de 122.953 acciones Esther Koplowitz, representativas del 0,032 % del capital, entre otras.

Junto a esta operación, Slim anunció el 4 de marzo una opa de exclusión sobre Cementos Portland Valderrivas, filial de FCC, a 6 euros por acción.

Los títulos de FCC han cerrado con una caída del 0,07 % hasta 7,57 euros, y los de Portland han cedido un 0,17 % hasta 5,9 euros. 

PUBLICIDAD