La solución de las ‘palomas’ a la crisis: ‘El helicóptero financiero’

La solución de las ‘palomas’ a la crisis: ‘El helicóptero financiero’

24 marzo, 2016
|
Actualizado: 24 marzo, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Dentro de los bancos centrales se encuentran dos grupos: palomas y halcones. Los primeros son defensores de políticas ortodoxas, que bordean la legalidad, al exigir incluso la compra directa de deuda de países por parte de estos organismos. Los segundos son aférrimos defensores de aplicar medidas que se ajusten escrupulosamente a los mandatos de los organismos. En el caso del BCE es la inflación, mientras que en el de la Fed es el crecimiento.

Las ‘palomas’, como se conocen a los defensores de políticas monetarias muy flexibles, apuestan ahora por la teoría del ‘helicóptero financiero’, es decir, arrojar sacas llenas de dinero a cada hogar para activar el consumo y por tanto incrementar la inflación y el crecimiento. La trampa se encuentra en la propia teoría: generar riqueza de forma artificial, creando una burbuja de inflación y crecimiento con consecuencias muy negativas. Si la teoría fuera tan cierta, en Zimbawe estarían aplaudiendo sin cesar, con una hiperinflación del 2,5 millones por ciento, o en Venezuela, cuya inflación alcanza el 200%.

La teoría se escribió por primera vez en 1969, por el nobel Milton Friedman, y a ella se aferran las ‘palomas’ de la política monetaria. Ahora, en plena era de tipos bajos de interés y tras 600 rebajas llevadas a cabo por los bancos centrales del mundo y a las que hay que unir las compras masivas de deuda, la solución para salir de la crisis no llega. De hecho, el BCE ha tenido que bajar los tipos e incrementar el programa ante la ineficacia demostrada.

Las palomas quieren ir a más y llevar a la práctica la teoría del dinero llovido del cielo. De esta manera, los bancos centrales entregarían a familias y empresas directamente el dinero, para que se activara el consumo. El mayor riesgo es la morosidad a la que se enfrentaría por primera vez el BCE o cualquier banco central. Pero varias son las dudas que arroja este comportamiento: ¿Pasaría a ser dueño de pisos y fábricas en caso de impago? ¿Qué sentido tendría entonces el sistema bancario actual? Si el BCE fuera el único banco en la Eurozona, ¿prestaría dinero a parados y familias sin recursos? ¿Los dejaría en la estacada? ¿Quién refinanciaría la deuda de las empresas?

Un mar de dudas para un solo objetivo: crecer a costa del dinero del BCE. ¿Y cuando se agote? «daría a la máquina», afirman fuentes del mercado a NEGOCIOS.COM, creando así una «burbuja de inflación».

«No sabemos a ciencia cierta si el ‘dinero desde helicópteros’ será la próxima panacea que se intenta, pero el tema está recibiendo considerablemente más atención», afirma Gabriel Stein, economista en Oxford Economics Ltd. de Londres a Bloomberg. «Es razonablemente alta la posibilidad de que se implemente de alguna forma en alguna parte», indica.

Jamás se ha llevado a cabo esta teoría en la Eurozona ni en ningún país Occidental, más porque dejaría en fuera de juego a los bancos, intermediarios entre el BCE y la economía doméstica.

Peter Praet, miembro del directorio del Banco Central Europeo (BCE), ha asegurado recientemente que esta peligrosa maniobra  está encima de la mesa. No obstante, para ponerla en práctica es necesario ver la quiebra total del sistema financiero. «Hay muchas cosas que puedes hacer. La cuestión es qué es apropiado y cuándo», consideró Praet en una entrevista a un diario francés. Este miembro es considerado en el grupo de las ‘palomas’ del BCE, más cuando Francia se resiste a implementar las medidas estructurales ante la caída de confianza hacia Hollande, presidente del país.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD