S&P apunta a nuevas fusiones en la banca mediana de España

S&P apunta a nuevas fusiones en la banca mediana de España

21 febrero, 2018
|
Actualizado: 21 febrero, 2018 14:42
|

La agencia de calificación S&P cree que sigue habiendo posibilidades de consolidación en el sistema financiero español, un proceso que sobre todo, tendría como protagonista a la banca mediana.

La agencia S&P ha publicado este miércoles un informe sobre las perspectivas de la banca española para 2018, en el que ha explicado que la banca mediana podrían ver este proceso de consolidación como una oportunidad para ganar tamaño, fortalecer y diversificar su franquicia, mejorar en rentabilidad, y acceder a los mercados más fácilmente.

Al respecto, ha recordado que la estructura de propiedad de algunos bancos puede ser una traba en este proceso, ya que algunas entidades siguen teniendo uno o unos pocos accionistas (como las fundaciones), que pueden ser menos exigentes que los inversores institucionales.

S&P descarta fusiones entre dos grandes bancos

Durante la presentación, la analista de S&P Elena Iparraguirre ha descartado la posibilidad de que en este nuevo proceso de consolidación, dos entidades grandes se fusionen, y ha asegurado que los que tienen más presión son los bancos medianos. El mercado rumoreaba en los últimos meses en una posible fusión de BBVA con Bankia.

Según el informe, S&P ha destacado las positivas perspectivas de la banca nacional para este año, y ha recordado que de los quince bancos que califica, trece están en perspectiva positiva. Esto podría hacer que este año mejoren sus calificaciones, gracias al solido crecimiento que está experimentado la economía española y a la mejora del mercado inmobiliario.

Estos dos hechos están ayudando a que la banca española mejore en el fortalecimiento de su balance y su capital, tal y como ha explicado la agencia, que no obstante, ha asegurado que el principal factor de riesgo que puede afectar a estas expectativas es el posible impacto negativo de la crisis de Cataluña.

Además del impacto que puede tener la incertidumbre sobre Cataluña, la agencia ha señalado que la banca tiene varios retos a los que hacer frente como la mejora de la rentabilidad o la reducción de los activos problemáticos, cuyo volumen sigue siendo elevado.

La banca podría reducir sus activos problemáticos en 20.000 millones

La agencia ha estimado que este año, el sector puede reducir los activos problemáticos en unos 20.000 millones de euros, aunque vería positivo que esta desinversión se haga de forma más acelerada.

S&P ha recordado las operaciones que han llevado a cabo este año tanto Santander -vendió el 51 % de los activos inmobiliarios del Banco Popular al fondo Blackstone- como BBVA -vendió el 80 % de su cartera inmobiliaria a Cerberus-, que como ha dicho, han marcado un punto de inflexión, que puede ejercer una mayor presión sobre otras entidades para hacer operaciones similares y que este proceso se acelere.

Si la reducción de estos activos se produce solo de forma orgánica, su volumen seguirá representan un 11,5% de la cartera al cierre de 2018, muy superior al 3-4% que sería óptimo, según S&P.

Las menores provisiones han impulsado el beneficio

Sobre la rentabilidad, la agencia ha indicado que aunque el sector registra unos mejores resultados por las menores provisiones, la banca tiene poca capacidad para aumentar sus ingresos.

Por último, S&P, que ha estimado que el sector seguirá reestructurándose mediante la reducción de personal y el cierre de oficinas, ha considerado que en 2018, las entidades se verán beneficiadas por unas condiciones de financiación favorables, en la que la emisión de deuda senior no preferente puede convertirse en la herramienta preferida de los bancos.

El volumen de estas emisiones podría ascender a entre 17.000 y 20.000 millones de euros en 2018, según S&P, que sobre las fusiones transfronterizas, ha estimado que en un contexto en el que hay voluntad de culminar la unión bancaria, estas acabaran produciéndose.

Noticias Relacionadas: