El sueldo del empleado raso cae, mientras que los directivos cobran más

El sueldo del empleado raso cae, mientras que los directivos cobran más

16 enero, 2018
|
Actualizado: 16 enero, 2018 13:19
|

Los salarios de los españoles continúan estancados pese al crecimiento económico de los últimos tres años. Las empresas aún temen una recaída tras tres años de recuperación económica, motivo por el que no incrementan los salarios a buena parte de la plantilla.
No obstante, según los datos del informe Evolución salarial 2007-2017, elaborado por la escuela de negocios EADA y la consultora ICSA y que analiza más de 80.000 datos, sí se han subido los sueldos de los directivos y puestos intermedios, en concreto un 0,28% y un 2,72%, respectivamente, mientras han caído los sueldos de los trabajadores rasos, en un 0,21%.
Se incrementa así la brecha entre los puestos de responsabilidad y los rasos. El salario medio bruto de los empleados españoles fue de 22.793 euros en 2017; el de mandos intermedios, de 40.435; y el de los directivos 79.097.
Todas las categorías profesionales perdieron poder adquisitivo, excepto los mandos intermedios, cuyos ingresos aumentaron más porque hay más demanda de este tipo de puestos.
Por sectores de actividad, las empresas de banca y seguros son las que más pagan en todas las categorías profesionales, mientras que los trabajadores del turismo y el comercio son los que reciben una menor retribución, ya que los primeros cobran un 38% más que los segundos. En 2014, la diferencia salarial entre los directivos de la banca y los del comercio era del 6,7% y en sólo tres años se ha ampliado en más de 15 puntos.
El presidente de ICSA, Ernest Poveda, ha asegurado que, pese al intenso crecimiento de los últimos tres años y la creación de empleo, la cuarta economía europea no puede permitirse un «desequilibrio tan significativo entre la riqueza generada y la retribución a las personas».
Por su parte, el profesor de EADA Jordi Costa ha explicado que la reforma laboral permitió que no se siguieran despidiendo trabajadores, pero provocó una reducción de los salarios. Poveda ha puntualizado que, en general, el sueldo de los empleados no ha bajado, lo que ocurre es que las nuevas incorporaciones entran en el mercado laboral cobrando menos.
 
Poveda ha destacado que el hecho de que el sector del turismo, que es el que más contribuye al PIB, sea el que menos retribuido esté «es un peligro a medio plazo», porque quizás los trabajadores se pueden ir fuera o irse a otros sectores.
Además, Poveda ha alertado de la «falta de modelos innovadores de retribución» y considera que el sistema de retribuciones hace que las personas se sientan poco comprometidas con las organizaciones y que, si se siguen aplicando estos mecanismos, no serán capaces de «captar talento» de cara a las necesidades futuras.
Ha afirmado que las personas se sienten más comprometidas con un proyecto no sólo por el tema retributivo, sino que también influye el ambiente laboral a la hora de incorporarse a una organización.

Navarra, los mejor pagados de España; Extremadura, la que menos se gana

El informe incluye un apartado referido a las retribuciones medias por Comunidades Autónomas, en el que se destaca que los empleados de Navarra son los mejores pagados del país, y en promedio ingresan 25.659 euros brutos anuales, lo que supone un 12,6% más que la media nacional y la diferencia con la comunidad en la que menos se gana, Extremadura, es del 36,9%, mientras que Cataluña ocupa el cuarto lugar con 23.037 euros.
Por su parte, la Comunidad de Madrid es en la que mejor retribuidos están los directivos, que ingresan 83.903 euros al año, un 6,1% más que la media, seguidos de Cataluña, con 80.916 euros.
Una de las explicaciones que han dado los expertos para esta diferencia salarial entre comunidades es que Navarra es una comunidad rica, en la que posiblemente influye el concierto fiscal, y se retribuye de manera más generosa también porque pueden hacerlo, según Poveda.
Costa también ha apuntado que las multinacionales suelen pagar más a directivos y empleados, mientras que, en Cataluña, con un importante tejido de pymes, la crisis ha provocado una sangría de pequeñas y medianas empresas.
Respecto a este año, parece que hay una tendencia al alza de los salarios, según ha explicado Jordi Costa, que ha asegurado que los perfiles más buscados son los más innovadores.
Para Poveda, el nuevo desarrollo económico comporta nuevos perfiles, lo que afecta a directivos, mandos intermedios y trabajadores y ha destacado que a mayor nivel de formación «mayor poder de adaptación a los cambios».

Noticias Relacionadas: