La crisis de Cataluña golpea a Suez: no se descartan despidos

La crisis de Cataluña golpea a Suez: no se descartan despidos

24 enero, 2018
|
Actualizado: 24 enero, 2018 11:22
|

El grupo francés Suez se desploma más de un 15% en Bolsa tras revisar a la baja sus estimaciones debido a la crisis política en Cataluña, que le ha dejado una factura de 15 millones de euros. No se descartan despidos para hacer frente a este golpe.
Suez ha explicado en un comunicado que tanto esta «situación particular» en España como la decisión de poner fin a dos contratos de servicios en Marruecos e India le generaron un gasto que tuvo un impacto de 45 millones de euros en el beneficio neto de explotación (EBIT) del cuarto trimestre.
La crisis catalana supuso unos 15 de esos 45 millones de euros, precisó a Efe el director financiero, Christophe Cros, que señaló los gastos derivados del traslado jurídico de la sede en España de Barcelona a Madrid, aunque ni la actividad ni los empleos se hayan transferido entre las dos ciudades.

Suez estudia «descentralizar» algunos servicios fuera de Cataluña

Cros descartó llevarse de forma efectiva la sede de Barcelona, pero reconoció que se plantean «decentralizar» algunos de sus servicios en España, fuera de la capital catalana, para que estén más cerca de sus clientes.
El director general, Jean-Louis Chaussade, indicó en el comunicado que para hacer frente a los tres elementos adversos constatados a finales de 2017 ha decidido poner en marcha «un programa de acciones vigorosas para confortar (el) crecimiento rentable» de la empresa.
Eso se traducirá en «un plan específico de reducción de costos en España» y también en «la acentuación de la transformación profunda del grupo con el incremento de los esfuerzos de mutualización y de digitalización».
Cros contó que el ajuste en España se está traduciendo ya en una disminución de las partidas que ofrecen flexibilidad, como los viajes o la publicidad. Y al ser preguntado por si la empresa se plantea reducir la plantilla, respondió que esa cuestión se examinará con los representantes de los trabajadores.
El director financiero reconoció que en 2018 volverán a tener más gastos, teniendo en cuenta la incertidumbre política, que supone una paralización de las decisiones sobre inversiones públicas y también una congelación de las negociaciones de sus tarifas.
En cualquier caso, se esforzó en subrayar que la situación en España y los contratos cancelados en Marruecos e India sólo afectaron negativamente a uno de los cuatro indicadores financieros de referencia en 2017, el EBIT. En espera de la publicación el próximo 1 de marzo de los resultados anuales definitivos, la compañía francesa de servicios medioambientales anticipa que ese EBIT fue en 2017 de unos 1.280 millones de euros, lo que significa una reducción «orgánica» del 2 %, el mismo porcentaje de caída del resultado bruto operativo (EBITDA), estuvo en alrededor de 2.640 millones.
La facturación, por su parte, tuvo una progresión «orgánica» del 1,5 % hasta unos 15.800 millones de euros y el resultado neto se quedó en alrededor de 300 millones, lo que incluye los costos de compra de GE Water por 45 millones y un plan de salidas voluntarias en Francia por 72 millones. El negocio de agua en España de Suez representó el pasado año 1.600 millones de euros, una cifra estable respecto a 2016.
Para 2018, la empresa espera un alza del volumen de negocios a tipos de cambio constante del 9 %, gracias en particular a la contribución de la división Water Technologies & Solutions que debería aportar unos 2.800 millones de dólares. El EBIT, por su parte, debería progresar un 10%, una vez más en buena medida por los 200 millones de dólares que deberían llegar de Water Technologies & Solutions.

Noticias Relacionadas: