Programas del domingo
¿Sufrió Caixabank discriminación frente al Deutsche Bank?

¿Sufrió Caixabank discriminación frente al Deutsche Bank?

11 octubre, 2016
|
Actualizado: 11 octubre, 2016 19:56
|

El ministro en funciones de Economía, Luis de Guindos, que trata de negociar que a España no le retiren ayudas o que sea sancionada por el déficit por sus reiterados incumplimientos, no quiere más problemas con Bruselas y echa balones fuera en el caso Deutsche Bank.

Así se ha posicionado claramente a favor del BCE respecto a la polémica surgida en la última semana sobre si el Deutsche Bank tuvo un trato de favor en los últimos test de estrés, frente a otros bancos como el español Caixabank.

De Guindos afirma, que Caixabank no sufrió un trato discriminatorio respecto a Deutsche Bank en las pruebas de estrés realizadas en verano a la banca europea, en las que la entidad alemana pudo anotarse los beneficios de una venta no cerrada.

El ministro hizo referencia a la información publicada por el diario «Financial Times» que apunta a que Deutsche Bank recibió un trato especial en esta evaluación a raíz de una concesión acordada por su supervisor bancario, el Banco Central Europeo (BCE), que ha negado el trato de favor.

«No voy a entrar en casos concretos, el BCE y la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) han hecho consideraciones al respecto y estoy convencido de que no ha habido un trato discriminatorio», dijo por su parte De Guindos.

Según el «Financial Times», en los resultados de las pruebas del Deutsche Bank se incluyeron los beneficios de la venta de su participación en la entidad china Hua Xia, si bien este acuerdo no estaba terminado para finales de 2015, la fecha límite para incluir las transacciones, lo que le habría permitido elevar su ratio de capital del 7,4 % al 7,8 %.

Ninguno de los otros bancos evaluados en los exámenes tuvieron menciones similares, si bien varios de ellos también tenían acuerdos pero no estaban completados para finales de 2015, según el diario.

Éste, en concreto, apunta al caso de la entidad española Caixabank, que completó en marzo la venta de activos extranjeros por 2.650 millones de euros a su compañía Criteria Holding, su consorcio industrial, pero no se permitió que figurase el impacto de esa venta en sus resultados.

«Este (tratamiento al Deutsche) es confuso», dijo al diario el analista Chris Wheeler, quien agregó que «las circunstancias hacen que las personas que siguen la actividad de los mercados vean con sospecha la veracidad de los resultados de estas pruebas».

.
Noticias Relacionadas: