El dinero adelantado a los promotores quebrados, otro problema para la banca

El dinero adelantado a los promotores quebrados, otro problema para la banca

01 septiembre, 2016
|
Actualizado: 01 septiembre, 2016 10:24
|
PUBLICIDAD

La banca tendrá que devolver el dinero adelantado por particulares a promotoras que no llegaron a concluir la construcción. Así lo asegura el Supremo en una reciente sentencia a la que ha tenido acceso INTERECONOMIA.COM.

El Alto Tribunal fija jurisprudencia en el fallo contra el Banco Sabadell y aplica una ley de 1968. «En las compraventas de viviendas regidas por la Ley 57/1968 las entidades de crédito que admitan ingresos de los compradores en una cuenta del promotor sin
exigir la apertura de una cuenta especial y la correspondiente garantía responderán frente a los compradores por el total de las cantidades anticipadas por los compradores e ingresadas en la cuenta o cuentas que el promotor tenga abiertas en dicha entidad».

De esta forma, el Supremo abre la puerta a nuevos litigios masivos contra la banca, como ya hiciera con las preferentes, comercialización de productos financieros de alto riesgo no aptos para inversores conservadores o bien la salida a Bolsa, como ha ocurrido con Bankia.

Y es que, la reclamación del adelanto del capital a la banca podría conllevar miles de millones de euros para las entidades financieras, un dinero que aportaron particulares a promotoras y un dinero que se esfumó con el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Los particulares adelantaban el dinero sobre plano a los constructores, pero en numerosos casos el piso se quedó sin terminar ya que muchas de estas empresas cayeron en quiebra.

El caso de la demandante que ha llegado al Supremo crea jurisprudencia. El caso sentencia a la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), propiedad del Sabadell, a indemnizar a la demandante, según una ley de casi 50 años. La norma estipula que el dinero fiado por los particulares a los promotores debe guardarse en una cuenta, estar asegurado y separado de cualquier fondo del promotor. El fin del dinero es la construcción de la vivienda.

«Para la apertura de estas cuentas o depósitos la entidad bancaria o caja de ahorros, bajo su responsabilidad, exigirá la garantía», afirma la normativa. En caso de que no exista aval o seguro, la banca deberá hacer frente al pago de este dinero.

Los abogados captan ya damnificados para ir contra la banca

Los bufetes de abogados ya han comenzado a captar clientes para iniciar demandas colectivas. La firma Barcelona Spanish Legal Reclaims cree que hay cerca de a 600.000 personas afectadas, una gran parte formada por extranjeros. Asimismo, da una cifra escalofriante: 17.000 millones de euros.

Para atraer a más clientes, esta firma asegura a El Mundo que no habrá coste alguno para los particulares si la sentencia no es favorable. En caso de que el juez dé la razón, percibirán entre un 20% y un 30%.

También los medios británicos se han hecho eco de esta sentencia y de la posibilidad de iniciar la demanda sin coste alguno. La media adelantada por una de las demandas colectivas alcanza los 80.000 euros por persona.

Además de generar jurisprudencia, el Supremo impuso a la recurrente las costas del recurso extraordinario por infracción procesal, no imponer especialmente a ninguna de las partes las del recurso de casación e imponer las costas de la segunda instancia a la entidad financiera. Asimismo instó a devolver «el depósito constituido para recurrir en casación a la recurrente, que en cambio perderá el constituido para recurrir por infracción procesal».

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD