PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Telefónica Brasil gana un 18% menos en el primer semestre por la covid-19

La filial brasileña de la multinacional española Telefónica obtuvo en el primer semestre del año un beneficio neto de 2.266 millones de reales (unos 440 millones de dólares), un 17,9 % menos que en el mismo periodo de 2019, informó este miércoles la compañía.

Según explicó la empresa en un comunicado enviado al mercado, el resultado de los seis primeros meses del año se vio impactado por la “atípica” crisis sanitaria y económica del coronavirus, que forzó a Brasil a paralizar sus actividades desde mediados de marzo hasta comienzos de junio.

El Ebitda -ganancias contabilizadas antes del pago de intereses, impuestos, depreciación y amortización- de la empresa entre enero y junio fue de 8.610 millones de reales (unos 1.672 millones de dólares), una bajada de un 0,2 % en la comparación interanual.

Solo en el segundo trimestre del año, Telefónica Brasil, que opera en el país sudamericano a través de la marca Vivo, obtuvo un beneficio de 1.113 millones de reales (unos 216 millones de dólares), un 21,6 % menos que en el mismo periodo de 2019.

La reducción en el beneficio se debió a la reducción del Ebitda, que se situó en 4.103 millones de reales (unos 796 millones de dólares) en el periodo, una bajada de un 3,8 % con respecto al segundo trimestre de 2019 y un “reflejo” de la “menor actividad comercial por la pandemia de la COVID-19”.

Telefónica Brasil registró en el primer semestre unos ingresos netos de 21.142 millones de reales (unos 4.105 millones de dólares), un 3,2 % menos que en el mismo periodo de 2019, mientras que entre abril y junio fueron de 10.317 millones de reales (unos 2.003 millones de dólares), un 5,1 % menos respecto a los obtenidos en los tres primeros meses del año pasado.

La empresa informó además de que durante el primer semestre hizo inversiones por 3.566 millones de reales (unos 692 millones de dólares), un 12,3 % menos a las realizadas en el mismo período del año pasado.

Los ingresos netos por servicios móviles interrumpieron su “tendencia al alza” y bajaron desde los 6.972 millones de reales (unos 1.353 millones de dólares) en el segundo trimestre de 2019 hasta los 6.618 millones de reales (1.285 millones de dólares) en el mismo periodo de 2020, lo que representa una caída de un 5,1 %.

Las entradas netas por servicios de telefonía fija igualmente cayeron un 5,1 % entre abril y junio, impactada por la bajada en los ingresos de servicios de voz y televisión a cable.

Telefónica Brasil explicó además que, para mitigar el impacto y “compensar” la caída en los ingresos causado por la “desaceleración económica en el trimestre”, apostó por una “fuerte reducción de los gastos”.

Así, entre abril y junio, los costos operacionales de la compañía bajaron un 5,9 % frente al mismo trimestre de 2019 y sumaron 6.214 millones de reales (unos 1.206 millones de dólares).

A finales de junio, Telefónica Brasil contaba con 74,4 millones de clientes de telefonía móvil, lo que representa un 33 % de la cuota de mercado y un aumento de un 0,9 % frente al número registrado en junio de 2019, y 17,6 millones de clientes de telefonía fija, lo que supone un retroceso del 14,6 % en el comparativo interanual.

En cuanto a la deuda bruta de la compañía, esta se ubicó a finales de junio en los 4.538 millones de reales (unos 881 millones de dólares), por debajo de los 5.766 millones de reales (unos 1.119 millones de dólares) del mismo mes de 2019.

Telefónica Brasil, junto con TIM y Claro, está en el centro de la disputa por adquirir el negocio móvil de Oi, que ha fijado un precio mínimo por sus activos de la red de telefonía móvil de 15.000 millones de reales (2.912 millones de dólares).

Esta semana, Telefónica, TIM (Telecom Italia) y Claro (America Movil) mejoraron su oferta conjunta por el negocio de Oi y la ha elevado hasta los 16.500 millones de reales brasileños (unos 3.203 millones de dólares).