Programas del sabado
Telefónica dispara su prima de riesgo ante el fin de los estímulos del BCE

Telefónica dispara su prima de riesgo ante el fin de los estímulos del BCE

25 octubre, 2016
|
Actualizado: 25 octubre, 2016 10:05
|
PUBLICIDAD

Telefónica no gana para sustos en los mercados financieros. A la preocupación de los fondos de inversión por la falta de reducción de su deuda, a la operadora se le suma ahora una importante subida de los intereses en los mercados secundarios.

El miedo de los inversores se plasma en el mercado secundario de deuda, con una abultada subida del 21% en los intereses de sus bonos. Las subidas en los intereses en los mercados secundarios de deuda no es un signo positivo, sino todo lo contrario. Y es que, a mayor rentabilidad, los inversores perciben un mayor riesgo en la inversión.

En estos mercados secundarios se mide la confianza de los inversores en las empresas, y Telefónica es la peor parada del IBEX 35 tras el fin gradual de los estímulos del Banco Central Europeo, una maniobra conocida como «tapering».

Desde que Mario Draghi avisó del fin de las ayudas a las empresas y a los Estados, a los que ha instado a realizar reformas para evitar una vuelta a la crisis, la rentabilidad exigida en la deuda de Telefónica se ha disparado un 21% de forma agregada en las últimas tres semanas, según recoge Expansión con datos de Bloomberg.

Es la mayor subida en los mercados secundarios entre las grandes empresas del IBEX 35. De esta forma, los inversores exigen a la operadora un mayor coste en las emisiones, reduciendo así el montante de las colocaciones.

El «tapering» castiga así a las empresas con altos niveles de endeudamiento y deuda. Y es que, los bonos de Telefónica ofrecen un 13% más, mientras que los de Iberdrola suben un 12% y los de Gas Natural un 10%. Todos estos intereses se podrían materializar en caso de que las empresas acomentan una emisión en próximas fechas.

Repsol también registra problemas por el «tapering» en su deuda a más largo plazo. Y es que, los inversores a 15 y 30 años exigen un 18% y un 37% más. Los intereses son potenciales, y solo la emisión de nueva deuda o refinanciación fijará los intereses reales.

No obstante, el consenso del mercado recogido por Bloomberg apunta que el BCE prorrogará su programa de compra masiva de deuda al menos seis meses más, es decir, hasta septiembre de 2017. Hasta ahora el BCE ha inyectado una media de 80.000 millones de euros al mes y el programa está dotado con 1,2 billones de euros. Mario Draghi ha asegurado que hay escasez de determinados bonos susceptibles de entrar en balance del BCE.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD