Telepizza sale de las pérdidas por un crédito fiscal no deducido

Telepizza sale de las pérdidas por un crédito fiscal no deducido

28 febrero, 2017
|
Actualizado: 28 febrero, 2017 8:13
|

Telepizza ha esquivado las pérdidas en 2016 tras reconocer «un crédito fiscal de 19,6 millones de euros por intereses relacionados con la estructura de deuda de años anteriores y no deducidos fiscalmente».
El resultado antes de impuestos arroja unas pérdidas de 8 millones de euros, que pasan a un beneficio de 10,7 millones de euros después de impuestos tras esta maniobra contable. En su informe de resultados enviados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Telepizza se apunta una mejora del 10,3% en el resultado bruto de explotación (Ebitda) subyacente, hasta los 63,6 millones de euros, un dato del que están excluidos 32 millones vinculados a su salida a Bolsa y a «la baja de activos».
«La compañía ha reconocido un crédito fiscal por 19,6 millones de euros por intereses relacionados con la estructura de deuda de años anteriores y no deducidos fiscalmente», han explicado desde Telepizza, cuyos gestores consideran que «la nueva estructura de capital y la evolución del negocio» hacen «razonable su compensación en los próximos años».
De esta forma, el saldo en impuestos fue positivo en 2016 para la empresa en 19 millones de euros, lo que contribuyó a que regresase al terreno de los beneficios en contraste con el perjuicio de 1,1 millones de euros con el que acabó el ejercicio 2015.
La facturación neta de la compañía ascendió a 339,6 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,25 % respecto al ejercicio anterior. Las ventas de la cadena en general -donde también se incluyen las realizadas por sus franquiciados y masterfranquiciados- mejoraron un 5,1 %, hasta 517 millones de euros.
Casi dos tercios de estos ingresos procedieron de su negocio en España (335 millones), que creció un 5,3 % respecto al año anterior, en línea con la evolución de su actividad internacional, que mejoró un 4,9 %, hasta los 181,8 millones.
Telepizza terminó 2016 con 1.389 tiendas operativas (un 6% más que en 2015) repartidas entre España, Portugal, Polonia, Chile, Colombia, Perú, Ecuador, Suiza y Panamá en régimen de locales propios y franquicias, a los que se suman los establecimientos operados a través de masterfranquicia en Arabia Saudí, Guatemala, El Salvador, Bolivia, Rusia y Angola. Además, ya ha firmado acuerdos para entrar en los mercados de Irán, Malta y Reino unido.
«Las cifras de 2016 sitúan a Telepizza en una sólida senda de crecimiento: ya son 11 trimestres consecutivos los que reportamos un crecimiento positivo en España y el comportamiento del grupo a nivel internacional es excelente. También hemos cumplido con las expectativas de crecimiento a doble dígito del Ebitda subyacente», ha subrayado su consejero delegado, Pablo Juantegui.
Según los datos publicados por la CNMV, la venta a domicilio representó el 59% de la facturación global de la cadena en España, con un aumento respecto al año anterior del 9,5%.
Estas ventas se vieron impulsadas sobre todo por los pedidos a través de internet -y especialmente desde el teléfono móvil-, que ya suponen más de una tercera parte de su negocio a domicilio. Tras invertir en 2016 cerca de 27 millones de euros, de cara a 2017 la compañía prevé subir sus ventas en cadena entre un 4% y un 6% en España, y entre un 9 y un 11 % en el área internacional gracias en parte a la apertura de más de 60 nuevas tiendas a nivel global.
Telepizza pretende repartir dividendos «con cargo al resultado de 2017«, con un beneficio por acción ajustado de entre 30 y 35 céntimos.
Los títulos de la empresa cerraron ayer la sesión en torno a los cinco euros, un precio un 35 % inferior al que tenían en el momento de su salida a Bolsa, en abril de 2016.

Noticias Relacionadas: