PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Solo el textil sobrevivirá a la cuesta de enero

La cuesta de enero obligará a muchos españoles a apretarse el cinturón para recuperar el desembolso extra realizado en diciembre -los gastos crecieron un 12,5 por ciento respecto a la media anual- y, para ello, en el primer semestre recortarán sus gastos en torno a un 12%.

PUBLICIDAD

Así se desprende del estudio Fintonic «Radiografía del consumo en España 2015«, elaborado de forma anónima de enero a diciembre del pasado año con una muestra de más de 100.000 personas.

Según este informe, los ciudadanos reducirán un 15% sus gastos en mantenimiento del vehículo, un 12% en bares y restaurantes y cerca de un 9% en supermercados y también bajará casi un 12% la retirada de efectivo en cajeros. Solo la partida destinada a ropa y complementos se resiste al ajuste y crecerá un 32,3%.

Diciembre fue el mes en el que más subió el consumo. Así, los españoles destinaron a ropa y complementos un 23,6% más (97 euros de media), a supermercados un 21 % más (239 euros), a ocio y cultura un 19,5 % más (95 euros) y un 10,5 % más a bares y restaurantes (69 euros).

PUBLICIDAD

El estudio desvela que la nómina media de los españoles el pasado año fue de 1.606 euros, aunque oscila desde los 1.318 de los más jóvenes y los 1.967 euros de los mayores de 35 años. Los salarios son más altos en el País Vasco, con 1.831 euros de media, y más bajos en Canarias (1.391).

El pasado año, los ciudadanos destinaron el 50% de su nómina a sufragar los costes relacionados con el hogar. Los patrones de gasto difieren en función de donde se viva: los madrileños son los que más pagan por el alquiler de la vivienda (590 euros de media), los vascos, los que tienen un gasto más alto en préstamos (504 euros al mes)y los cántabros destinan más a alimentación (231 euros).