El TJUE sentencia que Uber es un servicio de transporte y necesita licencia

El TJUE sentencia que Uber es un servicio de transporte y necesita licencia

20 diciembre, 2017
|
Actualizado: 20 diciembre, 2017 9:50
|

Ganaron los taxistas. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha sentenciado que Uber es una empresa de transporte y no una plataforma digital, por lo que las autoridades nacionales pueden exigirle licencias como las que se les requieren a los profesionales del taxi.

«El Tribunal de Justicia estima que debe considerarse que este servicio de intermediación forma parte integrante de un servicio global cuyo elemento principal es un servicio de transporte y, por lo tanto, que no responde a la calificación de ‘servicio de la sociedad de la información’, sino a la de ‘servicio en el ámbito de los transportes'», según indica el TJUE.

En consecuencia, corresponde «a los Estados miembros regular las condiciones de prestación de estos servicios, siempre que se respeten las normas generales del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea», agregó la Corte, llamada a dirimir sobre la cuestión a partir de una denuncia por supuesta competencia desleal de taxistas de Barcelona.

El TJUE, ante el que no cabe recurso, ha considerado finalmente que «un servicio de intermediación» como el de Uber, dedicado a poner en contacto a través de una aplicación para teléfonos inteligentes a conductores no profesionales que ofrecen sus propios vehículos para desplazar a personas a cambio de una remuneración está «indisociablemente vinculado a un servicio de transporte».

El TJUE subrayó que el servicio de Uber no se limita a un servicio de intermediación, pues la empresa «crea al mismo tiempo una oferta de servicios de transporte urbano, que hace accesible concretamente mediante herramientas informáticas y cuyo funcionamiento general organiza en favor de las personas que deseen recurrir a esta oferta para realizar un desplazamiento urbano».

Uber afirma que la decisión del TJUE «no cambia nada»

Uber ha señalado que la decisión del TJUE «no cambia nada» en la operativa de esta compañía de alquiler de vehículos con conductor «en la mayoría de los países de la UE». «Sin embargo, todavía hay millones de europeos que no pueden usar apps como la nuestra», ha recalcado Uber en un escueto comunicado tras conocerse la sentencia.

Uber, asimismo, ha recordado las recientes declaraciones de su consejero delegado de que «conviene regular servicios como Uber» y ha indicado que «por ello» continuará «el diálogo con países y ciudades en toda Europa».

Noticias Relacionadas: