El sector del automóvil en Estados Unidos se adaptará a Donald Trump

El sector del automóvil en Estados Unidos se adaptará a Donald Trump

09 enero, 2017
|
Actualizado: 09 enero, 2017 18:54
|
PUBLICIDAD

La mayoría de los fabricantes instalaron fábricas en México para vender en Estados Unidos porque el Tratado de Libre Comercio de América del Norte llas hacía muy rentables.
El presidente del grupo Fiat Chrysler (FCA), Sergio Marchionne, afirmó hoy que el sector necesita claridad sobre las políticas de la nueva administración del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, y que los fabricantes necesitarán adaptarse a sus políticas.

Marchionne, que ofreció hoy en Detroit una rueda de prensa al inicio del Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica (NAIAS), declaró a preguntas de Efe que el uso de Twitter por parte de Trump para establecer políticas e influir en las decisiones de las empresas es algo nuevo.
«Es un nuevo territorio para todos nosotros. Ninguno hemos tenido antes un presidente que tuitee. Es una nueva forma de comunicación y creo que vamos a tener que aprender cómo responder», dijo Marchionne.
«¿Qué vamos a hacer con Trump? La respuesta es nada, porque ha sido elegido. Es el presidente de Estados Unidos. Responderemos a cualquier medida que determina que es la política relevante para los Estados Unidos. Y nos adaptaremos. No es desmoralizador. Somos fabricantes de automóviles», añadió Marchionne.

El presidente de FCA también señaló en varias ocasiones durante la rueda de prensa que los fabricantes de automóviles necesitan tener más información sobre las políticas de Trump para poder tomar decisiones

Hoy Trump agradeció en Twitter a FCA el anuncio hecho el domingo por el fabricante de que invertirá 1.000 millones de dólares en Estados Unidos y creará 2.000 empleos.
Trump, que en el pasado ha amenazado a otros fabricantes por su producción de vehículos en México, dijo que «finalmente está ocurriendo: Fiat Chrysler acaba de anunciar planes para invertir 1.000 MILLONES de dólares en sus plantas de Michigan y Ohio, creando 2.000 puestos de trabajo».
Marchionne negó que el anuncio de este domingo fuese una medida calculada para evitar un ataque por parte de Trump, que hasta ahora ha amenazado a Ford, General Motors (GM) y Toyota con sustanciales aranceles aduaneros por la importación a Estados Unidos de vehículos producidos en México.

El presidente del grupo Fiat Chrysler (FCA reconoce que si el presidente electo estadounidense, Donald Trump, impone elevados aranceles aduaneros, puede hacer que la producción de automóviles en México no sea rentable

Marchionne añadió que, en ese caso, la producción de automóviles en el país latinoamericano no tendría sentido porque las plantas que se han construido en los últimos años en México están diseñadas y preparadas para manufacturar vehículos para el mercado estadounidense.
«Es posible que si las tarifas que imponga la Administración estadounidense de cualquier cosa que venga de México a Estados Unidos son lo suficientemente elevadas, no sea económico producir en México. Es bastante posible», declaró Marchionne.
A la pregunta de si esas factorías podrían mantener la producción para vender en otros países, Marchionne explicó que «esa transición sería costosa y muy insegura».
«Esas plantas fueron diseñadas, producidas y puestas en marcha cuando el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, entre EEUU, México y Canadá) era viable», dijo.

México podría reaccionar a las medidas de Trump ofreciendo a los fabricantes medidas fiscales para compensar los aranceles que quiere poner el presidente electo de EEUU a los productos fabricados allí

Marchionne indicó que era improbable que las autoridades mexicanas puedan ofrecer compensaciones para mantener las inversiones en México si Estados Unidos coloca grandes aranceles aduaneros.
«Para ser completamente sincero, dado el nivel de incertidumbre hoy en día asociado con la relación entre Estados Unidos y México, sería increíblemente imprudente por nuestra parte intentar hacer compromisos en el país», declaró.
«Sin más detalles y certidumbre sobre las reglas con respecto al comercio internacional, sería muy estúpido por mi parte intentar hacer predicciones», añadió.
«Nos ajustaremos -añadió-, pero es imposible que me comprometa a una nueva ronda de inversiones a menos que haya claridad. Necesito claridad y reglas».
Marchionne también advirtió que, si las políticas de Trump suponen un rechazo en amplios términos del comercio internacional, y no se limitan a la relación con México, «las consecuencias pueden ser bastante graves. No sería agradable».

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD