Un juez de Bilbao da la razón a Iberdrola frente al exdirectivo que filtró información sobre Villarejo

Un juez de Bilbao da la razón a Iberdrola frente al exdirectivo que filtró información sobre Villarejo

En julio de este año el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón imputó a Iberdrola Renovables como persona jurídica por la contratación irregular de empresas de Villarejo. como días antes lo había hecho con el presidente del grupo Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán
01 octubre, 2021
|
Actualizado: 01 octubre, 2021 18:19
|

Un juez mercantil de Bilbao, ciudad sede social de Iberdrola, ha dado la razón a la eléctrica en su demanda contra el exdirectivo José Antonio del Olmo, testigo clave en la causa que investiga la relación de la empresa con el excomisario Villarejo, y le ha considerado culpable de revelación de secretos y robo de facturas. Iberdrola Renovables y el presidente y CEO del multinacional eléctrica, Ignacio Sánchez Galán siguen, sin embargo, imputados en la Audiencia Nacional.

A comienzos de 2020, Iberdrola demandó a Del Olmo en un juzgado de Bilbao por presuntamente falsear un documento que habría elaborado él mismo para advertir de pagos a una empresa «que podría ser Cenyt», vinculada al excomisario José Villarejo.

En concreto, este archivo, consignado en papel oficial de Iberdrola, fue depositado por Del Olmo, que fuera director de Control Corporativo, en una notaría de Madrid junto con un total de nueve facturas (ocho emitidas por Casesa y una por Cenyt) pagadas por la compañía, que sostiene que fueron robadas.

Ahora, en una sentencia fechada ayer a la que ha tenido acceso Efe, el juzgado mercantil nº 1 de Bilbao concluye que Del Olmo robó las facturas para emplearlas en su propio beneficio y no con la intención de denunciar hechos irregulares.

El juez entiende que Del Olmo «retiró ilegítimamente de la sede de la empresa estos documentos confidenciales y dispuso de ellos dándoles publicidad, depositando parte de la documentación en un notario, en diciembre de 2004, y revelando ilícitamente su contenido con el ánimo de perjudicar a la empresa».

Todos los indicios apuntan a que, además de obtener ilícitamente el secreto empresarial que contenían las facturas de pagos confidenciales, Del Olmo lo reveló ilícitamente a un medio de comunicación, prosigue el juez, aunque no fuera el único con acceso a esos documentos.

Para el juzgado bilbaíno, la obtención ilícita supone una violación del secreto empresarial.

Aunque Del Olmo está siendo investigado en dos procedimientos penales en curso por la filtración de facturas confidenciales (las de Cenyt y Casesa), ello «no impide el enjuiciamiento de esta misma conducta en este pleito civil», indica la sentencia.

Es irrelevante, prosigue, que estas facturas estén o no incluidas en la relación de secretos empresariales cuya obtención y revelación ilícitas se le imputa en este asunto civil, añade el juez, ya que «lo relevante es que nada impide que la misma conducta sea enjuiciada desde un doble prisma, como se está haciendo, penal y mercantil».

En julio de este año el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón imputó a Iberdrola Renovables -no a su matriz Iberdrola- como persona jurídica por la contratación irregular de empresas de Villarejo; a finales de junio, el presidente del grupo Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, fue imputado por los mismos hechos.

Noticias Relacionadas: