Programas del sabado
Un juez de Génova interviene los ordenadores de Autostrade, incluido el de su presidente y CEO

Un juez de Génova interviene los ordenadores de Autostrade, incluido el de su presidente y CEO

24 agosto, 2018
|
Actualizado: 24 agosto, 2018 16:40
|

Un juez de Génova ha ordenado intervenir los ordenadores en la sede de Autostrade del equipo directivo de la filial de Atlantia, incluidos el de su presidente, Fabio Cerchiai, y su consejero delegado, Giovanni Castellucci. Autostrade gestiona el puente que se derrumbó en Génova el pasado 14 de agosto causando 43 muertos y numerosos heridos.Italia avanza en la investigación a Autostrade, filial de Atlantia, por el derrumbe del puente Morandi en Génova el pasado 14 de agosto con el trágico resultado de 43 muertos, numerosos heridos y centenares depersonas que perdieron sus hogares y que ha sido desalojados de la zona.

En concreto, la Justicia italiana investiga si Autostrade cumplió con sus obligaciones de invertir lo necesario en mantenimiento para garantizar la seguridad del puente.

El último paso lo ha dado un juez de Génova que ha ordenado registrar la sede de Autostrade e intervenir ordenadores de los trabajadores y equipo directivo, incluidos el de su presidente, Fabio Cerchiai, y su consejero delegado, Giovanni Castellucci,

Y es que Italia no cree a Giovanni Castellucci cuando afirma que todos los informes sobre el puente «mostraban que estaba bien».

Incumpliento de inversiones

El caso está en manos de la Autoridad Nacional Anticorrupción (ANAC) de Italia que ha abierto una investigación para esclarecer las razones de que la concesionaria Autostrade per l’Italia, filial de Altantia, no haya cumplido el 72,89 % de las inversiones programadas en los últimos años en la ciudad de Génova (noroeste).

Una cuestión sobre la que la concesionaria italiana se ha defendido argumentando que eran inversiones para potenciar la red de autopistas y no para garantizar su mantenimiento, y que no fueron completadas por los «largos retrasos de las instituciones competentes».

La ANAC ha pedido información a la concesionaria italiana en el marco de las investigaciones que se están llevando a cabo para esclarecer las causas del derrumbe de un tramo de un puente en Génova el pasado 14 de agosto, que causó 43 muertos, y del que Autostrade era responsable de su gestión y su mantenimiento.

En el curso de estas labores, la ANAC ha evidenciado que el 72,89 % de las inversiones programadas en el plan económico y financiero del grupo para las autopistas de Génova no se han cumplido y ha pedido información al respecto.

La ANAC también ha solicitado documentación relacionada con los controles de mantenimiento que ha realizado, derivados de sus obligaciones como concesionaria.

Autostrade ha respondido en un comunicado de que «la falta de actuación en el 72,89 % de los proyectos» se refiere «a inversiones para potenciar la red de autopistas y no tienen relación ninguna con las tareas de mantenimiento».

Además, justifica que estos incumplimientos se deben a los «largos retrasos por parte de las instituciones competentes».

El Gobierno italiano ha iniciado un proceso para estudiar la posible revocación de la concesión a Autostrade en la autopista A10 de Génova y ha instituido una comisión que está realizando averiguando las causas del siniestro, de forma paralela a la investigación en curso dirigida por la Fiscalía de Génova.

La concesionaria Atlantia, que compró junto a la constructora ACS la española Abertis y que es matriz de Autostrade, ha iniciado un proceso para evaluar el impacto negativo que tiene en el grupo la exteriorización constante por parte del Gobierno italiano de noticias relacionadas con la compañía y el siniestro en Génova.

.
Noticias Relacionadas: