Una ex ministra de Jacques Chirac pilotará la francesa Air France-KLM

Una ex ministra de Jacques Chirac pilotará la francesa Air France-KLM

15 mayo, 2018
|
Actualizado: 15 mayo, 2018 14:42
|
PUBLICIDAD

Las puertas giratorias entre la política y la empresa privada funcionan no solo en España, sino también en Francia. La ex ministra francesa de Empleo Anne-Marie Couderc pilotará de forma «no ejecutiva» la aerolínea hasta que se designe al sucesor de Jean-Marc Janaillac, quien dimitió en el cargo.

El Gobierno francés tiene el 18,6% de la aerolínea francesa más grande en términos de ganancia operativa. Couderc, cuyo mandato deberá ser «lo más breve posible», estará respaldada en su acción por un comité de dirección colegial a la espera de que se nombre el sustituto definitivo de Janaillac, quien ha dejado el cargo el pasado 7 de mayo tras el rechazo de los trabajadores al referéndum interno a su propuesta de revalorización salarial.

Couderc, de 68 años, también estará al frente, de forma transitoria, de la aerolínea francesa, tendrá como número dos, con el cargo de director general, al actual responsable de las finanzas de Air France, Frédéric Gagey. Además, el director general de Air France, Franck Terner, y el de KLM, Pieter Elbers, serán los directores adjuntos de la alianza, completando el organigrama colegiado.

El equipo de Couderc, que fue ministra del primer Gobierno de Jacques Chirac entre 1995 y 1997, tomará decisiones estratégicas, pero no relacionadas con el conflicto laboral que provocó la salida de su antecesor. En este sentido, las negociaciones con los sindicatos quedan pues aplazadas hasta el nombramiento de una nueva dirección definitiva, que puede retrasarse varios meses.

La guerra entre los trabajadores y la cúpula de la aerolínea dio como resultado la dimisión de Janaillac

Couderc pilotará la empresa durante la temporada alta veraniega en Europa, un momento clave para consolidar la estrategia de crecimiento lanzada por Janaillac, que en menos de dos años al frente de la aerolínea, la sacó de los números rojos. Algo que logró gracias a los buenos resultados de KLM, que pese a tener menos talla que Air France, aportó más a los beneficios de la alianza en sus últimos resultados.

Una senda que puede quedar ahora comprometida por el conflicto social, que se ha dejado ya notar en la capitalización de la empresa, que se ha dividido entre dos desde principios de año.

Todo después de que en la consulta interna lanzada por Janaillac, en la que votó más del 80 % de la plantilla, el 55,44 % se pronunciara contra la oferta de revalorización salarial de la dirección.

Esta consistía en un incremento salarial del 2 % este año y de un 5 % suplementario, por debajo del 6 % reclamado por los sindicatos, que han multiplicado las jornadas de paros desde abril pasado y que han costado ya más de 200 millones de euros a sus arcas.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD