PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto a Íñigo Errejón./EFE

Unidos Podemos propone un nuevo hachazo a la banca (y al consumidor)

La formación de Pablo Iglesias, en decadencia votación tras votación, trata de contentar a sus votantes con un nuevo hachazo a la banca con beneficios al subir el Impuesto de Sociedades un 10%. Las entidades trasladarían después esta subida al consumidor o iniciaría un plan de ajuste.

PUBLICIDAD

Con la medida, Unidos Podemos propone recaudar unos 5.800 millones en cinco años y «rescatar a la ciudadanía», recobrando así las pérdidas por el rescate bancario. No obstante, la banca podría trasladar este impuesto al consumidor y empresas a través de un incremento de comisiones por prestación de servicios, haciendo más cuesta arriba la recuperación económica.

La proposición de ley de Unidos Podemos apunta a este recargo de solidaridad a las entidades de crédito y se ha registrado en el Congreso. La iniciativa señala que sería un impuesto extraordinario, con una duración temporal de cinco años, pero prorrogable y que según las cifras de beneficios de la banca, el gravamen que comenzaría en 2018, podría recaudar en torno a los 1.000 millones el primer año.

«La recaudación acumulada en los primeros 5 años de vigencia del impuesto alcanzaría el entorno de 5.800 millones en total», puntualiza la proposición a la que ha tenido acceso Efe. La formación liderada por Pablo Iglesias ha criticado la baja tributación efectiva que actualmente paga el sector financiero y afirma que en las entidades con beneficios fue del 9% en 2015 y del 17% en 2016 debido a la normativa que permite la conversión de los activos por impuesto diferido en créditos fiscales «exigibles» frente a la Administración Tributaria en el Impuesto de Sociedades.

PUBLICIDAD

«Consideramos ineludible la introducción de este mecanismo tributario para, por un lado, recobrar parte de las enormes pérdidas en las que se ha incurrido por el rescate bancario, una vez que el sector vuelve a tener notables beneficios. Y, por otro lado, establecer una contribución justa del sector financiero», puntualiza el texto de la proposición de ley.

Unidos Podemos recuerda que países como Alemania, Reino Unido, Austria, Noruega o Portugal han aprobado diferentes fórmulas para gravar al sector financiero con beneficios y señala que los diversos tipos de figuras tributarias tienen el mismo objetivo de incrementar la contribución del sector a la financiación del gasto público, de recuperar parte de lo aportado mediante ayudas públicas dedicadas al sector o como herramienta de gestión del riesgo.

La iniciativa incide en que gracias a las ayudas a la banca, el sector ha vuelto a tener beneficios y señala que según la Agencia Tributaria (AEAT) sobre la recaudación del Impuesto de Sociedades, las entidades crediticias han recuperado una base imponible cercana a la que existía en 2009, antes de la crisis económica y financiera y que superó los 10.000 millones de euros en 2015. Cabe recordar que el Impuesto de Sociedades es el único impuesto que registra peor comportamiento durante la recuperación económica.

La propuesta de Unidos Podemos llega después del hachazo que busca Pedro Sánchez a la banca para sufragar las pensiones. Los socialistas tratan de captar 2.750 millones de la banca con la creación de dos impuestos finalistas, junto con la eliminación de deducciones fiscales. El objetivo es tapar el agujero de la Seguridad Social, que ha cerrado el 2017 con un déficit de 18.000 millones. La medida de los socialistas no cubriría ni el 15% de este pozo sin fondo.

PUBLICIDAD