«Vieja» Pescanova denuncia ante el juez la expulsión de sus consejeros en la Nueva

«Vieja» Pescanova denuncia ante el juez la expulsión de sus consejeros en la Nueva

28 junio, 2017
|
Actualizado: 28 junio, 2017 11:19
|

La expulsión de los dos consejeros de Vieja Pescanova en el consejo de Nueva Pescanova ha intensificado la guerra entre ambas compañías. La salida se produce en medio de litigios y cruce de declaraciones.

La ampliación de capital de Nueva Pescanova redujo la posición de la Vieja del 20% al 1,65%, pero este asunto está en manos de la justicia, por lo que habrá que esperar si el juez finalmente da la razón a la vieja y por tanto la cotizada podría dispararse, ya que es el único activo del que dispone en su patrimonio.

En un comunicado enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la llamada «Vieja» Pescanova ha revelado su intención de «acudir nuevamente a los tribunales para defender sus intereses».

En su opinión, la decisión de cesar a los dos consejeros designados por la sociedad en Nueva Pescanova, aprobada ayer, «elimina uno de los principales canales de comunicación entre ambas compañías, lo que sólo puede redundar en perjuicio de ambas». «Dicho cese vulnera una vez más los acuerdos firmados» entre las dos empresas, han insistido.

Detrás de la salida de estos dos miembros del Consejo de Administración de Nueva Pescanova se encuentra la ampliación de capital aprobada el pasado mes de abril, y que provocó la dilución del porcentaje que controlaba Pescanova S.A., hasta pasar del 20 al 1,65%.

La recapitalización de la firma también ha sido censurada por los responsables de la «Vieja» Pescanova, que ya han avanzado que recurrirán la operación igualmente ante la Justicia. El origen del conflicto entre ambas sociedades se remonta a 2013, cuando el grupo Pescanova entró en concurso de acreedores después de que se descubrieran irregularidades contables y pérdidas millonarias.

Dos años más tarde se acordó la división en dos de la compañía: mientras que la parcela productiva quedó en manos de la banca acreedora a través de la conocida como Nueva Pescanova, la «Vieja» es propiedad de los accionistas originales y su principal activo es una participación del 1,65 % en su «hermana».

Noticias Relacionadas: