Programas del domingo
Vodafone contra Carmena

Vodafone contra Carmena

06 septiembre, 2016
|
Actualizado: 06 septiembre, 2016 18:09
|
PUBLICIDAD

Vodafone España ha anunciado hoy que va a recurrir, tanto en España como en instancias europeas, el fallo del Tribunal Supremo que avala la tasa que cobra el Ayuntamiento de Madrid, presidido por Manuela Carmena, a las operadores por las infraestructuras fijas que se tienden en el suelo público para prestar el servicio de móvil.

En un encuentro con la prensa, el director de Regulación de Vodafone, Pedro Peña, ha explicado que ya han presentado una «incidencia de nulidad en el Tribunal Supremo» y que va a presentar también un recurso ante instancias europeas.

Ya en su intervención en el Encuentro de Telecomunicaciones que se celebra en Santander, el consejero delegado de Vodafone España, Antonio Coimbra, ha lamentado hoy en Santander que «a veces» la fiscalidad con la que, a su juicio, se carga al sector de las telecomunicaciones es «una aberración».

Esa decisión judicial, ha recalcado Coimbra, obligó a la compañía británica a «frenar in extremis» la fusión societaria con ONO «para que no se disparara la tasa de manera injustificada».

En el encuentro con la prensa, el director de Regulación d Vodafone ha cifrado en 600-700 millones anuales el coste que hubiera supuesto para la compañía la extensión a nivel nacional de esa tasa en caso de seguir adelante con la fusión.

Ello se debe, ha explicado Peña, a que en la cuota tributaria se incluye factores que multiplican la factura, como el número de clientes móviles y los metros cuadrados de infraestructuras que discurren por el suelo, por lo que «si sumas muchos clientes y muchos metros, el multiplicador da una cifra absolutamente inasumible, entre 600-700 millones euros».

«Si fusionamos Vodafone con ONO, manteneros clientes de móviles de Vodafone y añadimos un montón de red fija, lo que sería el peor de los mundos», ha dicho, por su parte, Coimbra, que ha explicado que pararon «in extremis» la fusión porque se podían meter en situación muy complicada.

La fusión hubiera supuesto multiplicar por diez el coste de esa tasa, que pasaría, sólo en Madrid, de 4 a 40 millones de euros, ha añadido Peña, que ha asegurado que «ya más de 130 municipios han copiado el modelo de Madrid».

Para el directivo, esta tasa supone una «doble imposición», supone un agravio en relación a otros sectores e infringe el derecho comunitarios.

En su intervención en el 30 Encuentro de Telecomunicaciones y Economía Digital que organizan la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la patronal tecnológica AMETIC, Coimbra ha opinado que el sector de las telecomunicaciones es «un sector muy cargado, con tasas que a veces son una aberración».

Coimbra se ha referido también a la tasa de la televisión pública que las operadoras de telecomunicaciones pagan para contribuir a financiar RTVE desde la retirada de la publicidad.

El directivo ha reclamado, asimismo, «un entorno regulatorio» para impulsar la transformación digital y en este sentido ha criticado que el mercado de la televisión de pago, un actor, en referencia a Telefónica, concentra más del 80 % del mercado, lo que consideró una situación de «casi monopolio

Por ella, ha pedido un mejor acceso a los contenidos premium.

Ha abogado, asimismo, por la neutralidad en la red, las mismas reglas regulatorias para todos los que prestan los mismos servicios y, en cuanto al espectro, trabajar un calendario para garantizar que Europa se encuentra un una situación «de pole position» para los servicios móviles de quinta generación (5G).

Noticias Relacionadas: