Los encuestadores telefónicos: 600 euros al mes por 60 horas semanales

Los encuestadores telefónicos: 600 euros al mes por 60 horas semanales

11 agosto, 2016
|
Actualizado: 11 agosto, 2016 13:39
|
PUBLICIDAD

Una de las verdades que ha sacado a relucir la repetición de las elecciones generales es la precariedad de los contratos de los encuestadores telefónicos. Y es que, empresas privadas y partidos políticos encargan encuestas y sondeos de cara a la cita electoral, que este junio, hay que recordar, han sido completamente erróneos en sus resultados.

Los encuestadores telefónicos son fundamentales para conocer la intención de voto de los ciudadanos, sus opiniones, preocupaciones sus  hábitos de consumo, fundamentales para las empresas: son vitales para obtener información tanto del Estado como de las grandes compañías.

La realidad de estos trabajadores es que se matan a trabajar sin apenas moverse de su asiento por unos 600 euros al mes. Los contratos que firman los trabajadores son por obra y servicio, siete días ala semana sin saber cuánto va a durar cada encuesta, y aunque celebran que haya elecciones ya que eso supone que habrá trabajo, la realidad es que llegan a trabajar 12 horas diarias 7 días seguidos a la semana enfrentándose a cientos de encuestados vía telefónica.

El portal Vice ha contactado con algunos encuestadores que han preferido mantener el anonimato debido a las presiones de las empresas que les contratan. En su mayoría son mujeres de edades comprendidas entre los 40 y los 60 años, que explican que su sueldo suele variar entre los 3 y los 5,8 euros la hora dependiendo de la empresa ‘en un mes, si trabajo todos los días y no hay festivos llego a ganar 500 y pico euros’, explican.

Estas mujeres aceptan estos trabajos precarios debido a la situación del mercado laboral, su edad y ‘la ventaja de que no te exigen estudios’, confiesan.

Asimismo, denuncian las condiciones laborales en estas empresas, ‘como la marcación es automática cuando te levantas al baño hay un orus (un reloj que se pone en marcha en cuanto el trabajador mete su clave) en el ordenador que tienes que parar para que detenga las llamadas. Entonces, otro reloj se pone en marcha para contabilizar el tiempo que estás de descanso, si te pasas te lo descuentan y si vas al baño, también’, cuentan.

Además, ‘los espacios en los que trabajan los encuestadores suelen ser reducidos y sin apenas luz natural. Habitualmente son salas en las que llega a haber unos 40 trabajadores’.

El nuevo convenio laboral de este sector se lleva negociando entre patronal y sindicatos casi seis años, lo que demuestra el interés de las empresas en que no cambien las condiciones, ya que dicho convenio establece para los encuestadores un sueldo bruto anual de en torno a los 9.000 euros, lo que sitúa la hora en 4,68 euros.

La Asociación Nacional de Empresas de Investigación de Mercado y Opinión Pública (Aneimo) establece que en 2015 fue de 473,307,000 euros, cifra superior a años anteriores (7,2% respecto a 2015) gracias a la evolución de las nuevas tecnologías, que demuestra que el sector funciona y es rentable, sólo para algunos.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD