Errejón: en Venezuela hay ‘colas porque tienen más dinero’

Errejón: en Venezuela hay ‘colas porque tienen más dinero’

26 mayo, 2016
|
Actualizado: 26 mayo, 2016 0:00
|

Así lo afirmó el líder de Podemos en una entrevista en noviembre de 2013, unas declaraciones que se vuelven virales en un momento de incertidumbre política para España. Íñigo Errejón achacaba las colas de los venezolanos por un aumento del consumo, «porque hay más dinero». En ese momento, con el petróleo a la baja, el régimen bolivariano corta la libertad económica en el país y carga contra los empresarios, se iniciaron entonces las expropiaciones y se instó a denunciar a los fabricantes que no ponían los precios regulados, pese a las pérdidas que conllevaría.

Así, lo aseguró en una entrevista en el Correo del Orinoco, donde se le preguntó si era contradictorio que la «revolución» bolivariana fomentase el consumo. Su surrealista respuesta: «El proceso de transformación en Venezuela le ha dado a la población más herramientas para decidir en lo político; en lo económico le ha dado más dinero». Asimismo, mientras miles de venezolanos no tienen suministro de medicinas, aseguró que se ha garantizado «la salud, la gente tiene más dinero disponible para dedicarlo a otras cosas, como el consumo». «El aumento de la capacidad de consumo es producto de la Revolución Bolivariana», afirmó.

Pero no se quedó ahí: «Hay un marco interpretativo que trata de asociar colas con burocracia, ineficacia y escasez. Es verdad que con mejor funcionamiento institucional hay menores colas; hay instituciones del Estado que han reducido las colas, pero hay que recordar que en algunos países no hay colas porque no todo el mundo puede. Te vas a un gran almacén y no hay cola porque la gente no puede; hay cosas que están limitadas. Lo que pasa es que siempre ves los anaqueles llenos, a rebosar, y poca gente para la mucha mercancía que hay». Lo que no ves es toda la gente que está en casa, que no tiene plata para hacer demanda». Por ello, agrega, «una contraparte de las colas en Venezuela es, también, la mayor capacidad de acceso al consumo».

«Los empresarios están utilizando dólares subvencionados por el conjunto de los venezolanos a través del Estado, así que el conjunto de los venezolanos tiene derecho de reclamarles que los precios estén adecuados al uso que hacen de los dólares», aseguró Errejón.

Asimismo, con las ahora estanterías vacías por desabastecimiento y no porque los venezolanos hayan comprado por encima de sus posibilidades, señaló la necesidad de «atacar de raíz algunos de los valores del consumismo, lo que resulta muy difícil«, mientras apunta: «Hay que transformar asumiendo que tienes que mancharte las manos y gestionar contradicciones, dificultades. Las únicas revoluciones que no tienen contradicciones son las que no existen; las revoluciones que existen tienen muchas contradicciones porque la realidad siempre es contradictoria».

Por otro lado y tres años antes de los cortes sistemáticos de luz, el cabeza visible de Podemos afirmó: «La búsqueda afanosa de televisores se debe a la asociación con el ascenso social, con el confort que supuestamente implica tener un aparato grande». De esta forma, los venezolanos hacían colas en las tiendas de TV por «una necesidad de verse a sí mismos con mayor estatus, pero también con la posibilidad de venta informar, de reventa, con la mentalidad del corto plazo: obtengo el objeto ahora y luego seguro me sirve para algo».

Estas colas, según Errejón, se deben a «una cultura muy oral: Uno, cuando quiere saber cómo se hace algo, no se mete en internet o llama a la institución, sino que pregunta a algún vecino o un amigo. Yo tardé mucho en entenderlo. Las personas salen a la calle y se ponen en cola, porque ven a otra gente que está esperando, porque algo hay. Tiene mucho que ver con el uso de la calle y con la relación directa, interpersonal, que es algo muy venezolano». Asimismo, afirmaba que en algunos países «no hay colas porque la gente no puede». «Te vas a un gran almacén y no hay cola porque la gente no puede; hay cosas que están limitadas. Lo que pasa es que siempre ves los anaqueles llenos, a rebosar, y poca gente para la mucha mercancía que hay. Lo que no ves es toda la gente que está en casa, que no tiene plata para hacer demanda», ha afirmado.

Otro de sus argumentos ponía de relieve la ideología de los ‘podemitas’: «Ante la inestabilidad económica provocada se desalientan los planes a largo plazo, y se fomenta planificaciones a costo plazo. Es decir, me quedo con lo que consiga para hoy. Acumulo hoy porque no sé lo que pasará mañana». Eso, añade, tiene que ver «con la percepción de una cierta inestabilidad económica, que no es un fenómeno atmosférico, no cae del cielo, sino que es un fenómeno que tiene que ver con una voluntad declarada, de algunos sectores, que así afirman su poder y erosionan el Gobierno Nacional».

Al tiempo que cargaba contra las multinacionales: «Torpedean los gobiernos populares o quieren limitar el alcance de la democracia, y es lo esperable de ellos». La pregunta es «qué no se ha hecho, en una década y media, para que esos sectores todavía estén en capacidad de lanzar una ofensiva».

Para concluir: «Hacer lo que ha hecho el neoliberalismo en Europa, pero al revés, porque el neoliberalismo funciona de manera que si la centroizquierda gana las elecciones, el conjunto del aparato tira permanentemente hacia la derecha».

Noticias Relacionadas: