Escándalo en la cena de Presidentes en Londres

Escándalo en la cena de Presidentes en Londres

25 enero, 2018
|
Actualizado: 25 enero, 2018 9:58
|

La City de Londres, el centro financiero de la ciudad, está abochornada y consternada por el acoso realizado por algunos de los hombres más ricos de Gran Bretaña en la cena de los Presidentes, una gala benéfica anual y que ha dejado de realizarse tras conocerse el escándalo.
Para esta gala se habían contratado a 130 azafatas, que debían vestir ropa negra sexy de forma obligatoria. Entre ellas, se infiltró una periodista de Financial Times. En la gala benéfica se permitieron todo tipo de abusos y excesos, como enseñar las partes íntimas en medio del evento, tratar de llevar a alguna de las contratadas a una habitación del hotel o bien directamente manosearlas y tocarles el cuerpo, como si de un objeto se tratase. Entre otras personalidades, estaba el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney
El evento conocido como Presidents Club, en el que el que solo estaban invitados hombres, se celebró la pasada semana y ha conmocionado a todos los círculos económicos y políticos de la City. Los británicos han mostrado su indignación por el acoso sexual mostrado por quienes manejan ingentes cantidades de dinero.
La investigación del Financial Times ha revelado que muchas de las anfitrionas en la cena benéfica fueron «manoseadas o sexualmente hostigadas» en el Hotel Dorchester en el distrito de Mayfair de la ciudad, el más lujoso de Londres. Las azafatas informaron que los hombres repetidamente levantaban las faldas de las mujeres, mientras que uno de ellos realizó proposiciones sexuales a una de las jóvenes.
Ante esta repercusión, David Meller, copresidente del Presidents Club, ha dimitido del cargo en la Junta del Ministerio de Educación de Reino Unido tras desvelarse la información. Poco después, el Presidents Club informaba de su cese de actividad.


El Great Ormond Street Hospital y el Evelina London Children’s Hospital, dos de las asociaciones beneficiarias por el Presidents Club, devolverán el dinero obtenido. Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, había subastado un té con el organismo, pero sin tener la autorización, motivo por el que se ha cancelado esta subasta.
Jess Phillips, un parlamentario del opositor Partido Laborista, ha asegurado: «Lo que sucedió es que las mujeres fueron compradas como cebo para hombres que eran ricos, a menos de una milla de donde estamos, como si fuera un comportamiento aceptable, es totalmente inaceptable». Anne Milton, ministra de la Mujer, expuso su enérgica queja:»Creo que hay una asociación entre personas ricas y adineradas y este tipo de comportamiento. Tenemos que enviar un mensaje claro de que esto es inaceptable «.
Un portavoz de la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, dijo que le pareció «incómodo» leer la cuenta del FT, y señaló que ella no habría sido invitada «porque es una mujer».
Nadhim Zahawi, ministro de familia, tuvo que admitir su asistencia al evento, pero aseguró que se había ido temprano debido a su incomodidad en el proceso.

Noticias Relacionadas: