Escotet elude pronunciarse sobre Venezuela y asegura que Abanca está a salvo

Escotet elude pronunciarse sobre Venezuela y asegura que Abanca está a salvo

29 enero, 2019
|
Actualizado: 29 enero, 2019 11:55
|

El presidente de Abanca, el venezolano Juan Carlos Escotet, ha eludido hoy, en la presentación de resultados de Abanca, pronunciarse sobre la situación de Venezuela y asegura que el banco gallego, nacido de la fusuón de las antiguas cajas de ahorro, está a salvo de Baneso, su matriz venezolana.

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, ha descartado este martes que la situación de inestabilidad que se vive en Venezuela pueda afectar a la entidad financiera, cuya matriz, Banesco, está asentada en el país latinoamericano. Escotet hizo su fortuna por sus buenas relaciones con Hugo Chávez, una fortuna que le permitió comprar las antiguas cajas de ahorro gallegas fusionadas en torno a Novagalicia a precio de saldo al FROB para constituir Abanca. El precio pagado por Escotet fue de 1.003 millones, 400 a pagar cuando se formalizó la operación y otros 600 milllones en plazos desde 2013 hasta 2018. Sólo el año pasado Abanca ganó 430 millones de euros, por lo que únicamente con el dinero generado por la entidad se ha pagado en menos de cinco años su compra.

El venezolano Escotet está alimentando su fortuna, cuyo origen está en el mandato de Chávez, con los beneficios generados por Abanca, el antiguo Novagalicia Banco, que compró por 1.003 millones tras inyectar 9.050 millones de euros el Frob en la entidad gallega

Otra cosa sería si Escotet tuviera que devolver los 9.050 millones de euros inyectados por el Frob en Novagalicia. Todos los contribuyentes españoles perdieron con esta operación 8.047 millones, que daría para una paga extra de las pensiones contributivas.

Escotet es el que gana

Sus relaciones eran excelentes con Chávez, de ahí buena parte de su fortuna generada con el banco Banesco, matriz de Abaqnca, pero no le fue también con Maduro. De hecho, su huida a España y la compra de la ganga de Novagalicia obedece a ello.

Escoetet, pese a todo lo que esta ocurrieron en Venezuela, defiende que nada afectará a Abanca ni a los ahorros de los gallegos depositados en esa entidad.

«No hay ningún motivo para estar preocupados, ya que existe una clara separación en la estructura de propiedad de cada uno de los países en que estamos presentes», ha asegurado Escotet durante la rueda de prensa de presentación de la cuenta de resultados de Abanca en 2018, en el que sus beneficios crecieron un 17,3 % hasta los 430 millones.

En este sentido, el presidente de Abanca ha insistido en que la entidad financiera «es absolutamente independiente» y cuenta «con los debidos cortafuegos» para evitar «cualquier riesgo de contagio», algo que considera probado «a raíz de los últimos eventos en Venezuela».

Al ser preguntado por su valoración de la situación en su país, Escotet ha apuntado que «es por todos conocido el amor» que siente por Venezuela, pero que prefiere «no mezclar temas políticos como la situación que se vive allá» con la presentación de resultados de la entidad que preside.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: