España y Argentina apuestan por reimpulsar relación comercial e inversiones

España y Argentina apuestan por reimpulsar relación comercial e inversiones

04 abril, 2016
|
Actualizado: 04 abril, 2016 0:00
|

Buenos Aires, 4 abr.- Los Gobiernos de Argentina y España y empresarios de ambos países se citaron hoy en Buenos Aires para dar un nuevo impulso a las relaciones políticas, comerciales y de inversión, en el marco de la «nueva etapa» abierta por el Ejecutivo de Mauricio Macri, después de años de enfriamiento de los vínculos.

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones del Gobierno de Mariano Rajoy, José Manuel García-Margallo, y el ministro de Hacienda y Finanzas argentino, Alfonso Prat-Gay, fueron los encargados de abrir esta nueva edición del Foro Empresarial Argentina-España, donde se destacó la intención de las empresas españolas de continuar e incrementar su presencia en el país.

García-Margallo aseguró que ve con «esperanza y entusiasmo» la senda adoptada por el equipo de Macri e instó a la Unión Europea a mandar «señal inequívoca y urgente» a Latinoamérica, para «no quedarse desplazada por otros actores» internacionales.

Para ello será fundamental unir lazos y cerrar el tratado de libre comercio entre el bloque europeo y el Mercosur, algo en lo que España está dispuesta a «ayudar» a Argentina como si fuera su «mejor embajador» en la Unión.

«El empresario español conoce Argentina mejor que cualquier otro empresario extranjero» y «si ven al español movilizarse, las dudas sobre Argentina se van a disipar», remarcó, por su parte, Prat-Gay.

«Les invito a que todos los buenos augurios que estamos recibiendo en este último tiempo los llevemos a la acción, porque si nos quedamos en augurios, a nosotros, no nos alcanza», prosiguió, antes de afirmar que «este es el momento para apostar por Argentina».

Pese a que la inversión de España en el país austral se ha visto reducida significativamente, de los 23.000 millones de dólares (20.186 millones de euros) de hace unos años hasta los 6.000 millones (5.265 millones de euros) de 2015, sigue siendo el segundo mayor inversor de Argentina y ambas naciones conforman «un matrimonio indisoluble», agregó por su parte la canciller de Macri, Susana Malcorra, encargada de cerrar el foro.

Transporte, energía, comunicaciones y modernización del Estado fueron algunas de las áreas abordadas en el evento como principales retos de Argentina, algo a lo que los representantes de los empresarios españoles respondieron con interés por invertir gracias a las «buenas señales» que ha mandado el nuevo Ejecutivo en poco más de cien días de Gobierno.

Las más de 200 compañías españolas implantadas en el tejido empresarial argentino son, según el vicepresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, muestra «de la confianza» que tiene el empresariado español en el país austral, que a su vez debe recuperar «el protagonismo que le corresponde» en Latinoamérica.

«Las empresas españolas quieren contribuir. Muchas empresas están ya aquí, han demostrado su compromiso con el país, no se han ido en los momentos más complicados», recalcó en otro panel el director de relaciones internacionales de la Cámara de Comercio de España, Alfredo Bonet.

Las compañías que ya están quieren tener un papel en el «futuro desarrollo brillante» de Argentina pero también hay «muchas empresas que no están y que van a venir», auguró Bonet.

«Las circunstancias están dadas para que las inversiones fluyan», recalcó en el mismo sentido el presidente de la Cámara Española de Comercio de la República Argentina (CECRA), Guillermo Ambrogi.

Las principales oportunidades, según lo expuesto por los representantes del Gobierno argentino en el foro, se abren en infraestructuras de transporte, ya que Argentina quiere duplicar sus autopistas en los próximos cuatro años, con una inversión de 2.800 millones de dólares, entre otros planes, y en el área de energías renovables, para dejar atrás la dependencia del gas y el petróleo.

Para ello hay que «comenzar de cero» a generara confianza y dejar atrás la corrupción y «la maraña» heredada del anterior Gobierno, subrayó Guillermo Dietrich, ministro de Transporte argentino.

También las telecomunicaciones y la modernización del Estado jugarán un papel importante, ya que son el «eslabón» que articula el resto de políticas, según dejó en claro el titular de la cartera de Modernización argentina, Andrés Ibarra. EFE

Noticias Relacionadas: