España paga 3.753 millones al año por el agujero eléctrico, y aún faltan 25.050 millones

España paga 3.753 millones al año por el agujero eléctrico, y aún faltan 25.050 millones

07 marzo, 2016
|
Actualizado: 07 marzo, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

La deuda del sistema eléctrico por el déficit de tarifa cierra 2015 aún en 25.056 millones de euros, un 7% menos respecto al 2014. Para este 2016, España paga un total de 3.753 millones de euros, de los que el 30% corresponden a intereses, 882 millones, y el resto al principal de esta deuda eterna.

Según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el 79% de esta deuda corresponde a los derechos de cobro asociados al fondo de titulización del déficit del sistema eléctrico (FADE), un sistema creado para colocar esta deuda en el mercado. El 12,4% de la deuda corresponde a los derechos de cobro del déficit de 2013, un ejercicio en el que el déficit no se pudo ceder al FADE, y el resto, a otros conceptos.

El coste medio ponderado de la deuda eléctrica para este año es del 3,5%, con un descenso de 33 puntos básicos, siendo la más cara la correspondiente al FADE (4%). La anualidad de pago de deuda para este año es de 2.871 millones, un 0,5% menos, con unos intereses de 882 millones, el 30% del total anual.

Durante años, el sistema eléctrico sufrió un desajuste entre los ingresos y costes regulados, ya que los fondos recaudados no eran suficientes para atender a todos los costes -como transporte, distribución o renovables-, que además eran crecientes. Así, ejercicio a ejercicio se acumuló una deuda que llegó a rozar los 30.000 millones de euros y que se articuló en forma de derechos de cobro a quince años.

A medida que esta deuda crecía, suponía un lastre mayor en los balances de las empresas eléctricas, por lo que el Gobierno creó un sistema para titulizarla, es decir, para colocar estos derechos de cobro en el mercado con el aval del Estado.

De esta manera, el FADE colocó en el mercado la deuda correspondiente a los déficits hasta 2012, mientras que el de 2013 -que no estaba previsto y obedeció a un cambio de última hora en los presupuestos generales del Estado propiciado por la situación económica- lo emitieron directamente las eléctricas. El año 2014 fue el primer ejercicio en más de una década que cerró con superávit.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD