España, país europeo con más incidencia de COVID-19 y su presidente de vacaciones a cuerpo de rey

España, país europeo con más incidencia de COVID-19 y su presidente de vacaciones a cuerpo de rey

18 agosto, 2020
|
Actualizado: 18 agosto, 2020 22:41
|
PUBLICIDAD

Mientras Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, disfruta de unas vacaciones a cuerpo de rey, las comunidades autónomas continúan ampliando las restricciones con el objetivo de frenar al virus cuando España se ha convertido en el país europeo con una mayor incidencia de casos de COVID-19 por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Pedro Sánchez, -presidente del Gobierno con el apoyo de la ultraizquierda de Unidas Podemos, con sus distintas mareas y compromisos, los nacionalistas vascos y la abstención de los separatistas catalanes de ERC y los proetarras de EH Blidu- disfruta de sus vacaciones a cuerpo de rey, mientras España se hunde en la miseria. El turismo, motor económico del país, está contra las cuerdas. La deuda pública se ha disparado hasta los 1,3 billones de euros. Los autónomos, comercio, bares, ocio, nocturno, etc, han tenido que cerrar sus negocios porque no ven viable su apertura con las nuevas reestricciones. La crisis sanitaria se ha disparado y ha convertido a España en el peor país de Europa y en uno de los peores del mundo en el control de la pandemia.

Mientras esto sucede, el presidente del Gobierno disfruta de unas vacaciones a cuerpo de rey y lejos de cualquier mínimo de transparencia que un dirigente público decente requiere. Se sabe que ha estado en La Mareta, en Lanzarote, en el palacio que el rey Hussein de Jordania regaló al rey Juan Carlos. Se sabe también que se ha gastado un millonada en cambiar las mosquiteras de Doñana para evitar el virus del Nilo, ese que está acribillando a los habitantes de Coria del Río, en Sevilla. Pero no se sabe nada más, mientras la pandemia en España está descontrolada y un nuevo confinamiento terminaría por hundir la economía de forma irreversible, dejando atrás a millones de españoles que ni siquiera van a tener un bocado que llevarse a la boca.

Las comunidades, solas negociando la crisis

Cataluña, Extremadura, Asturias y la Comunidad Valenciana han activado este martes las limitaciones acordadas con el Gobierno para restringir el ocio nocturno o prohibir fumar en la calle, mientras que Castilla-La Mancha publicará el viernes un decreto «duro y exigente» que ampliará las medidas propuestas por el Ejecutivo y Castilla y León ha anunciado que adoptará todas las acciones necesarias, incluida la petición de estado de alarma, si se requiere para frenar la epidemia.

El Ministerio de Sanidad ha informado este martes de un nuevo repunte de casos en las últimas 24 horas, en las que se han registrado 2.128 nuevos positivos, con lo que son 364.196 las personas afectadas desde el comienzo de la pandemia.

Uno de cada tres nuevos positivos se ha detectado en la Comunidad de Madrid (704), a la que siguen Aragón (374), el País Vasco (282) y Andalucía (202).

Además, en los últimos siete días se ha diagnosticado por PCR a 33.769 personas y las hospitalizaciones han superado el millar. En ese mismo periodo, 65 personas han precisado ser internadas en unidades de cuidados intensvos y 63 pacientes han fallecido como consecuencia de la COVID-19.

En esta jornada, el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades ha indicado que España tiene la mayor incidencia acumulada de contagios de Europa: la tasa es de 132,2 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, por delante de Luxemburgo (98,6), Malta (98,3), Rumanía (88,5) y Bélgica (60,8).

LAS AUTONOMÍAS ACTIVAN RESTRICCIONES

Ante esa situación, cada vez son más las comunidades autónomas que activan las restricciones acordadas con el Gobierno para frenar la transmisión del virus.

Mientras Extremadura, Asturias, la Comunidad Valenciana y Cataluña incorporan este martes las medidas sobre ocio nocturno, tabaco o residencias establecidas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, otras pretenden ir más lejos en las limitaciones para contener el virus.

Castilla y León no descarta solicitar al Gobierno que decrete el estado de alarma en la comunidad en el caso de que fuera necesario: «Vamos a tomar las medidas que sean imprescindibles según la evolución de la pandemia», ha dicho el vicepresidente de esta comunidad, Francisco Igea, quien sin embargo ha pedido una herramienta legal que refuerce la agilidad a la hora de adoptar restricciones a la movilidad.

Precisamente en Castilla y León, un juzgado de Burgos ha decidido prorrogar el confinamiento de Aranda de Duero siete días más, hasta las dos semanas, como solicitó la Junta.

Murcia ha anunciado una nueva limitación: reducirá desde el miércoles al 50 % el número de ocupantes de los vehículos públicos y privados, tras detectar un aumento de contagios en el transporte a los centros de trabajo.

El 60 % de los casos de esta comunidad se producen en el entorno social, pero se ha registrado la aparición de casos en los que personas contagiadas con síntomas leves «se suben al coche para ir a trabajar», por lo que se ha reducido a la mitad la ocupación de los vehículos en el caso de personas no convivientes.

También Castilla-La Mancha, que se sumará el viernes a las medidas para restringir el ocio nocturno o prohibir fumar en la calle cuando no exista distancia de dos metros con otras personas, pretende ampliar las medidas acordadas entre Gobierno y autonomías.

El presidente de esta comunidad, Emiliano García-Page, ha avanzado que el decreto será «duro y exigente» y tendrá medidas ampliadas en relación al ocio nocturno y el cumplimiento de seguridad e higiene.

La prohibición de fumar al aire libre si no se puede guardar una distancia de dos metros, el cierre de locales de ocio nocturno, el límite de la una de la madrugada para cerrar bares y restaurantes y el establecimiento de grupos de un máximo de diez personas son algunas de las medidas ya adoptadas por la Comunidad Valenciana, Extremadura y Cataluña. En el País Vasco también entrarán en vigor esta semana.

Cataluña sigue con los cribados masivos en los lugares donde se disparan los contagios para «cazar» a personas asintomáticas y aislarlas, mientras que en la Comunidad de Madrid el vicepresidente, Ignacio Aguado, ha tenido que pedir a los madrileños convocados por Salud Pública para las pruebas PCR aleatorias que acudan a la cita, de carácter voluntaria, después de que en la jornada del lunes menos de la mitad de los convocados lo hiciera.

Y en este contexto y antes de que se celebre la próxima conferencia de presidentes para abordar la vuelta a las aulas, la ministra de Educación, Isabel Celaá, está en contacto con los consejeros autonómicos para trabajar en el diseño de in inicio de curso seguro en septiembre, en el que se priorice la presencialidad, especialmente de los alumnos más pequeños.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD