España pisa el acelerador para atraer en 2016 a miles de turistas asiáticos

España pisa el acelerador para atraer en 2016 a miles de turistas asiáticos

21 enero, 2016
|
Actualizado: 21 enero, 2016 0:00
|

Madrid, 21 ene.- El anhelo del sector turístico español de llenar aeropuertos, ciudades y tiendas con miles de visitantes chinos o japoneses puede, en adelante, convertirse en realidad debido a las formidables expectativas de futuro expuestas hoy por Casa Asia en la jornada desarrollada en Fitur.

El sector estudia ya minuciosamente este fenómeno. España se ha tomado muy en serio la captación del viajero asiático, como una vía de crecimiento ante el techo de los 68 millones de turistas con los que se prevé quede cerrado el último ejercicio.

La jornada organizada hoy en Fitur por Casa Asia sobre la situación y perspectivas del turismo asiático en España ha puesto de manifiesto los pasos y avances que se han dado en esta materia.

Así lo ha reconocido el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Ignacio Ybáñez, que ha destacado el papel fundamental de la conectividad aérea, que a su juicio ha dejado de ser la asignatura pendiente, así como la mejora administrativa en los trámites de visados.

Para Ybáñez, sin vuelos directos «no puede darse» un crecimiento sostenido del flujo de turistas asiáticos. Por ello, se ha felicitado ante las nuevas rutas anunciadas por diversas líneas aéreas con Shangai, Pekín, Seúl, Bangkok, Hong Kong o Tokio.

Sin estar abiertas aún la mayoría de estas nuevas rutas, los datos de los nueve primeros meses de 2015 indican que España ha recibido 5 millones de turistas de Asia y Pacífico, con un flujo de crecimiento anual para el mercado asiático del 30 % en el numero de visitantes.

La directora general de Turespaña, Marta Blanco, ha puntualizado sobre estas cifras que estas visitas tuvieron, además, «un gran impacto» en el segmento de las compras.

Blanco ha comentado que el turista chino, coreano o japonés no busca en España el sol y la playa. «Se decanta», ha dicho, por destinos urbanos y culturales, y se caracteriza por una «mayor capacidad» de gasto.

Los datos recientes de Turespeaña comunicados hoy por su directora en la Jornada de Casa Asia indican que en 2015 el turismo asiático tuvo un crecimiento acumulado del 37 %.

Por mercados, Japón creció un 27 % en los nueve primeros meses de 2015, China aumentó un 65 %; Corea del Sur lo hizo en un 101 %, Australia, un 16 %; India, un 4,9 %; Taiwán, un 36,7 %; Filipinas, un 23,6 %, Singapur, un 30 %; y Malasia, un 10 %.

Blanco ha resumido que si hace 10 años el turismo de estos países suponía el 0,7 % del total del volumen de visitantes en España, hoy alcanza el 3 % del global.

Según los últimos datos de Turespaña, en los nueve primeros meses de 2015 el turismo de Asia y Pacífico ha emitido más de un millón de turistas.

Este estudio demoscópico recientemente finalizado, con mas de 27.000 cuestionarios ‘online’ en 25 países -el último se hizo en 2013- demuestra que el turista japonés es el que más gasta en sus visitas a España, con una media diaria por viajero de 311 euros, frente a la media de 100 euros del conjunto de turistas.

A este dato se une el comunicado reciente de la OMT, por el que China es el país emisor que más gasta en sus viajes al extranjero.

No obstante, el estudio de Turespaña sobre el turismo asiático también arroja algunos datos que, para su directora, «obligan» a trabajar en la «dirección correcta».

El estudio revela que España es para los chinos el decimoquinto país preferido en el mundo para hacer turismo. Destacan la gastronomía y las compras, y 3 de cada 4 de estos viajeros mostraron su intención de visitar nuevamente España en los próximos dos años.

Turespaña cree que la desventaja con respecto a los principales competidores en la atracción de turistas asiáticos «ya es menor», gracias a la limitación en las barreras administrativas (visados) y físicas (conectividad aérea).

Este organismo ya dedica un 10 % de su presupuesto global a la promoción y desarrollo del turismo asiático pese a que, según ha dicho su directora general, supone un 3 % de la cuota de entrada de viajeros.

Pero como ha advertido el directivo de la multinacional del turismo de compras Global Blue, José Luis Llorca, ahora hay que llenar de turistas «esos aviones» y «promover» el destino.

Llorca ha explicado que el turista asiático interesa en España por su «descomunal propensión al consumo».

Un chino gasta un promedio de 966 euros cada vez que entra en una tienda -lo mismo que un británico en una semana- y uno de Hong Kong, 1.015 euros, ha asegurado Llorca.

El año comienza en España con la perspectiva de progresivos aterrizajes de turistas asiáticos que, por las previsiones, inyectarán más dosis de energías a un sector ya boyante para la economía. EFE

Noticias Relacionadas: