Esta es la verdadera cara de Forcadell

Esta es la verdadera cara de Forcadell

10 noviembre, 2017
|
Actualizado: 10 noviembre, 2017 15:00
|

Carme Forcadell ya ha pagado la fianza de 150.000 para eludir la prisión preventiva. Durante su declaración ante el Tribunal Supremo, la ex presidenta del Parlamento autonómico renegaba de la independencia, de Carles Puigdemont y acataba el 155.

No obstante, solo era una estrategia ante el Tribunal para evitar dormir una noche más en la prisión madrileña de Alcalá-Meco. Incluso, no se descarta que vaya a asistir a la gran manifestación que se espera este sábado en las calles de Barcelona para exigir la libertad de los «Jordis» y de los ex consejeros presos, como Oriol Junqueras, ex vicepresidente de la Generalitat y ex consejero de Economía.

Forcadell afirmó ante el Supremo que la declaración de independencia aprobada por el Parlamento catalán era solo simbólica, sin ningún valor jurídico, pese a que los Abogados del Parlament se opusieron a su tramitación. No obstante, pese a esta traición a los suyos, que no deja de responder a una treta de defensa, la verdadera cara de Forcadell se muestra en sus propias declaraciones, cuando era presidenta de la Asamblea Nacional Catalana.

«Todos sabemos que aunque el futuro es incierto será mejor. Eso lo sabemos», afirmaba ante un nutrido público, pese a que el futuro que describe muestra ya la salida de 2.200 empresas de Cataluña, y eso sin conseguir la ruptura real. «Este país que hemos empezado a construir será más justo, más digno, más próspero, más democrático», aseguraba.

«Tenemos la voluntad de ser más importante que se ha conocido en la historia de la Humanidad. «Solo nosotros tenemos esta voluntad de ser», como si el resto del mundo careciera de esta fuerza de voluntad, como si fueran de una raza superior.

«No quiero que preguntéis a los políticos, que ya tienen mucho trabajo, cada dos por tres si vamos bien, si haremos la consulta. Estamos seguros de que la harán. No pueden hacer otra cosa, porque nosotros no les dejaremos», continuaba.

«Nosotros no acatamos las imposiciones del Gobierno español. No acataremos la ley Wert». «No sufráis que no la acataremos», decía, ahora ante el Supremo sí que acata el 155. «Nuestro adversario es el Estado Español, lo hemos de tener claro, y los partidos españoles que hay en Cataluña, como Ciudadanos y el Partido Popular, que no se habría de llamar Partido Popular de Cataluña, sino Partido Popular en Cataluña», proseguía. «Estos son nuestros adversarios, el resto es el pueblo catalán hasta que consigamos la independencia«, concluía.

Noticias Relacionadas: