Programas del sabado
¿Está mintiendo el Gobierno con los datos de muerte por coronavirus? 3.000 fallecidos más en Madrid que un año normal que no cuentan como Covid-19

¿Está mintiendo el Gobierno con los datos de muerte por coronavirus? 3.000 fallecidos más en Madrid que un año normal que no cuentan como Covid-19

08 abril, 2020
|
Actualizado: 08 abril, 2020 18:37
|
PUBLICIDAD

Madrid registró en la segunda quincena de marzo 3.000 muertes más respecto a las de un año normal, que sin embargo no aparecen reflejadas en las estadísticas del coronavirus que difunde a diario el Ministerio de Sanidad, que solo tiene en cuenta los casos confirmados por PCR. PP y Vox piden  explicaciones ante lo que puede ser una nueva mentira del Gobierno en la gestión de la crisis del coronavirus.

Esta cifra es fruto de la comparación entre las muertes que según Sanidad se dieron en la segunda quincena de marzo por coronavirus, con las licencias de enterramiento dictadas por los jueces en ese período de tiempo, un total de 9.007.

En una quincena de marzo ordinaria murieron en Madrid alrededor de 2.000 personas, según el INE que recoge 4.125 en el total de marzo de 2019.

Si a las licencias otorgadas por los jueces de Madrid se le restan las muertes confirmadas con coronavirus y los fallecidos en un año ordinario, hay más de 3.000 muertes (3.348), que exceden el cómputo usual en una situación sin pandemia y que no figuran en la estadística de las víctimas de la COVID-19.

Esta cifra es clave para ver el impacto de la enfermedad en las residencias y en los fallecimientos ocurridos en domicilios, pues la Comunidad de Madrid únicamente reporta las muertes ocurridas en los hospitales, dando información al Ministerio tanto de los casos confirmados con pruebas PCR como de los sospechosos según su caso clínico, según indican a Efe fuentes autonómicas.

Después, es el Ministerio de Sanidad el que procesa esos datos, señalan asimismo desde la Consejería de Sanidad madrileña, que lleva un recuento propio en el que registra los fallecidos también en residencias.

Desde el Ministerio de Sanidad explican a Efe que en su estadística «toda persona diagnosticada de forma positiva es computada como fallecido por coronavirus independientemente de donde fallezca», es decir, teniendo en cuenta los positivos probados, aunque las pruebas debido a su escasez se hacen sobre todo a quienes han estado hospitalizados o a colectivos específicos, como los sanitarios.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha explicado en una entrevista con Televisión Española que se aportaron los datos de contagios y muertes que habían dado positivo en el PCR y «ahora se han incorporado las cifras de fallecidos en residencias».

«La confirmación definitiva se hace a través de salud pública, de sanidad mortuoria, donde se confirma el fallecimiento y se certifica ese fallecimiento por COVID-19», ha agregado el responsable de la sanidad madrileña.

Vox propone una base de datos única para recoger el «número real» de fallecidos por todas las enfermedades y obligar a los médicos a registrar la causa de todas las muertes

El grupo parlamentario de Vox propone en una de sus enmiendas a la prórroga del estado de alarma que mañana debate el Congreso la creación de una base de datos única para recoger el «número real» de fallecidos por todas las enfermedades y obligar a los médicos a registrar la causa de todas las muertes.

En concreto, Vox propone implantar «una base de datos única, obligatoria y a tiempo real de todas las variables de interés sobre la epidemia» la cual incluya «el número real de fallecidos, por todas las causas, ya sean por coronavirus, cáncer y otras enfermedades».

«Todos los médicos estarán obligados a registrar la causa de la muerte, señalando si el caso era un caso confirmado o un caso posible de coronavirus», añade la formación al enmendar las medidas de contención en el ámbito sanitario que propone el Ejecutivo.

Justifica estas peticiones en que el Gobierno «ha fracasado al no crear una base de datos unificada y completa sobre el coronavirus para el conocimiento de su epidemiología en tiempo real en todas las Comunidades Autónomas».

Vox incluye en sus enmiendas las peticiones que ha ido planteando durante el estado de alarma, como la dimisión del Gobierno y su reemplazo por un Ejecutivo «de Concentración y Emergencia Nacional», el cual asumiría todas las competencias de la Comunidad Autónoma de Cataluña.

También insiste en exigir a los inmigrantes en situación irregular «el pago de la correspondiente contraprestación o cuota derivada de la suscripción de un convenio especial» para que puedan obtener una prestación sanitaria del Sistema Nacional de Salud.

El aumento del salario de los profesionales sanitarios en un 20 por ciento y una prima por ese mismo porcentaje en el sueldo de los trabajadores de actividades declaradas como esenciales son otras propuestas incluidas en sus enmiendas.

Igualmente, el grupo de Vox quiere que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y «las autoridades competentes delegadas» comparezcan semanalmente ante el pleno del Congreso para informar de la situación de la aplicación del estado de alarma.

El PP acusa al Gobierno de engañar al disimular las cifras de fallecidos

El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, ha considerado que el Gobierno trata de «engañar» a los españoles al «disimular» las cifras de fallecidos por el coronavirus con una protocolo establecido por el Ministerio de Sanidad que solo computa a los que hayan dado positivo en el test de esta enfermedad.

En una rueda de prensa telemática tras la reunión de la dirección del grupo popular en el Senado, ha apuntado que el hecho de que las personas mayores que fallecen en centros de la tercera edad no computen porque no se les ha hecho el test es «miserable» y la «prueba manifiesta» de que el Gobierno intenta que los españoles no conozcan la realidad.

«Que la pandemia sea mayor o menor no es un hecho relevante en sí mismo, pero que el Gobierno trate de evidenciar que la pandemia es menor de lo que es sí que es algo peligroso», ha afirmado Maroto, quien ha puntualizado que él no hace ninguna «acusación» al Ejecutivo en este sentido, sino una «observación».

A su juicio, el protocolo que Sanidad «impone» a todas las comunidades autónomas no permite conocer los «datos reales» de fallecidos por la COVID-19 y supone «tratar de disimular» la cifras y de «engañar» a los españoles, que saben que faltan test por parte del Gobierno para detectar la enfermedad.

Por eso, ha pedido al Gobierno que sea «exhaustivo», ya que este protocolo arroja un «resultado absolutamente parcial» de la realidad, porque hay «muchas más personas» muriendo por el coronavirus de las que dice.

«Hay que dar datos reales, gusten o no, sean duros o no», ha insistido Maroto, quien ha reiterado la petición de una reunión inminente de la Comisión General de Comunidades Autónomas del Senado en la que abordar esta cuestión porque a los españoles les preocupa «si el Gobierno está ocultando o no la realidad dura sobre esta pandemia».

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD