El ex presidente de PWC declara mañana ante el juez por fraude fiscal

El ex presidente de PWC declara mañana ante el juez por fraude fiscal

11 abril, 2016
|
Actualizado: 11 abril, 2016 0:00
|

El ex presidente de la firma auditora PWC Miguel Fernández de Pinedo declara mañana como investigado (antes imputado) ante la Audiencia Nacional, por un presunto delito de fraude contra la Hacienda Pública.

Junto a Pinedo, están citados a declarar ante el juez central de lo penal, José María Vázquez Honrubia, otros 44 exsocios de PWC, aunque inicialmente eran 59 los investigados.

La Fiscalía Anticorrupción retiró en abril de 2015 la acusación contra 12 de los antiguos socios de PricewaterhouseCooper (PwC), porque en su caso la cuota defraudada no llega a 120.000 euros, límite del delito fiscal.

Los antiguos socios de la auditora están acusados de varios delitos contra la Hacienda Pública estatal y foral vasca, cuatro delitos contra la estatal por la omisión de la obligación de retención del IRPF del ejercicio de 2002 (para cuatro sociedades de PWC) y 56 referidos al impuesto del IRPF de ese año.

Las penas más elevadas las solicitó para Fernández de Pinedo; para José María Tajadura Garrido -entonces administrador de solidario de PWC Consulting y responsable de Operaciones en España-; y para César Rodríguez Ramos, que fue socio responsable de la División Fiscal y Legal de PwC.

También pedía multas que, en el caso de los tres anteriores, superan los 102 millones.

El fiscal se dirigía también contra PwC S.L., PwC Auditores, PwC Jurídico y Fiscal, PwC Asesores de Negocios e IBM Global Services España, ésta como sucesora de PwC Consulting, como responsables civiles subsidiarias de los delitos, derivados de la venta de esta última división a IBM.

Según Anticorrupción, los socios no declararon a Hacienda la percepción global de 20,9 millones en concepto de bonus que recibieron en enero de 2002 como retribución por su trabajo.

Los socios –españoles, franceses, ingleses, irlandeses y un austríaco- omitieron en su declaración de IRPF que fueron rentas de trabajo y las incluyeron como parte del precio de venta de la División de Consultoría a IBM, con una tributación muy inferior a la que hubiera correspondido.

Sin embargo, cuando recibieron los bonus no habían comenzado las negociaciones con IBM, que empezaron en julio de 2002 y culminaron en octubre de ese año.

Además, PwC Auditores, PwC Jurídico y Fiscal, PwC Asesores de Negocios y PwC Consulting, omitieron practicar las retenciones debidas por IRPF, dejando de ingresar una cantidad global superior a los 9,5 millones.

La Fiscalía también denunció delitos contra la Hacienda Pública derivados de la omisión de la declaración en el Impuesto de Sociedades de PwC y el ingreso de las cuotas tributarias correspondientes a la operación de venta de PwC Consulting a IBM Global Services España.

Para ello se simuló una operación de reestructuración con acogimiento al Régimen Especial de Fusiones y Escisiones de la Ley del Impuesto de Sociedades, cuando en realidad se procedió a la venta de la empresa.

La cuota defraudada asciende a 18,3 millones por el Impuesto de Sociedades de PwC. Como consecuencia de esta operación simulada, PwC, propietaria de la División de Consultoría, transmitió a sus socios las participaciones de ésta, siendo los socios y no la sociedad quienes formalmente vendieron la división a IBM.

Posteriormente, los socios declararon indebidamente en su IRPF las cuotas debidas por la venta, al aplicar la antigüedad de otros valores que no fueron los vendidos.

El total de las cuotas tributarias defraudadas como consecuencia de ambas operaciones supera los 12 millones de euros.

Noticias Relacionadas: