Expertos revisan a la baja los pronósticos de inflación para la eurozona

Expertos revisan a la baja los pronósticos de inflación para la eurozona

22 enero, 2016
|
Actualizado: 22 enero, 2016 0:00
|

Fráncfort (Alemania), 22 ene.- Expertos consultados por el Banco Central Europeo (BCE) han revisado a la baja, debido a la bajada del petróleo, los pronósticos de inflación en la zona del euro a corto plazo, tres décimas para este año hasta el 0,7 %, en comparación con las previsiones de una encuesta anterior.

El BCE informó hoy de que en el sondeo realizado a expertos para el primer trimestre también se produce una revisión a la baja de una décima de las estimaciones de inflación para 2017, hasta el 1,4 %, y se mantienen las de 2018 en el 1,6 %.

Los analistas prevén una inflación a largo plazo (2020) del 1,8 por ciento, frente al 1,9 % pronosticado previamente.

Los cálculos de los expertos profesionales en proyecciones económicas, que no representan la visión del BCE, prevén que a corto plazo la caída de los precios del crudo tendrá un fuerte impacto a la baja en la inflación.

Estas estimaciones sobre la inflación se alejan del objetivo del BCE, que contempla una tasa cercana, pero siempre por debajo del 2 por ciento.

La debilidad del tipo de cambio del euro en 2015 va a ejercer también una presión al alza sobre la inflación en 2016, según los expertos consultados por la entidad financiera.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dejó bastante claro el jueves que en marzo la institución decidirá la aplicación de más estímulos monetarios.

El BCE comenzó a comprar mensualmente, en marzo de 2015, bonos públicos y privados por valor de 60.000 millones de euros y en diciembre decidió prolongar estas adquisiciones hasta marzo de 2017.

Por otra parte, los expertos mantienen sus pronósticos de crecimiento en el 1,7 % para 2016, el 1,8 % para 2017 y el 1,7 % para 2018 y a largo plazo.

Los principales factores de crecimiento serán el consumo privado y la inversión, que se verán favorecidos por la política monetaria expansiva y el bajo nivel de los precios del petróleo.

Ello potenciará los ingresos disponibles de los hogares y los márgenes de beneficio de las empresas, factores que compensarán el impacto negativo de una demanda más débil por parte de economías de mercado emergentes.

Se prevé que el desempleo será este año del 10,3 % (10,5 % en la encuesta anterior), en 2017 del 9,9 % (frente al 10,1 %), en 2018 del 9,4 % y a largo plazo del 9 % (9,2 %). EFE

Noticias Relacionadas: