PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

FICA-UGT pide a las empresas “serenidad” ante la crisis

Hojas confía en que sea una situación coyuntural e insiste en que el despido "no es la solución"

El secretario general de la Federación de Industria Construcciones y Agro (FICA) de UGT, Pedro Hojas, llamó hoy a las empresas a la “serenidad” ante la previsión económica que se avecina como consecuencia de la pandemia por el COVID-19 y advirtió de que el planteamiento de expedientes de regulación de empleo extintivos por parte de las empresas “no son la solución”, por lo que puso sobre la mesa la necesidad de “invernar” los empleos”. Hojas aclaró que se trata de una situación “coyuntural” y pidió trabajo conjunto para buscar soluciones que eviten llegar al desempleo.

Hojas participó este martes en el octavo congreso de FICA-UGT en Valladolid que se celebró en el salón de actos del palacio de congresos ‘Conde Ansúrez’ de Valladolid. Allí alertó de una situación que ya se está apreciando en las empresas de lo que puede ser una realidad en invierno y es el planteamiento de expedientes de regulación de empleo extintivos ante la situación por la pandemia. Por ello reclamó la búsqueda de “soluciones conjuntas” porque “lo de despedir a los trabajadores no es el camino”, insistió.

Por el contrario, abogó por ser “ágiles” y encontrar “la herramienta que permita invernar los empleos” de manera que los trabajadores sigan activos. A su juicio, es posible trabajar para “recualificar o formar” a los empleados, algo que “no se consigue desde el desempleo”, pero para conseguirlo incidió en la importancia de buscar “entre todos” las formas para evitar “una ola de pánico” para producir despidos.

De la misma forma, recalcó que las circunstancias “son coyunturales, no estructurales” por lo que hay que tomar medidas para superar “este momento tan duro” que se está viviendo y aportar “más cosas” a las medidas que está adoptando la Administración. El sector aeronáutico es uno de los que más dificultades está planteando y ya ha planteado una huelga, aunque el jueves se ha convocado una reunión con la presencia de las principales empresas del sector con el fin de dar “serenidad” y encontrar “una solución que en ningún caso pasa por los ERE”.

En esta línea, Hojas advirtió de que UGT no firmará ningún acuerdo de ERE extintivo sino que abogó por la búsqueda de fórmulas alternativas en los sectores industriales. “Hay que buscar fórmulas alternativas en los secotres industriales. Tenemos que apostar por una Castilla y León industrializada, apostar por las industrias que generan valor añadido y hay sectores estratégicos como el auto o la aeronáutica que tienen muchísima capacidad de investigación y no podemos, en un momento coyuntural, perder la capacidad de los trabajadores y empresas de generar en España esos empleos y esa capacidad de inovación, investigació y desarrollo” teniendo también en cuenta que “otros páises van a estar atentos a coger los huecos que nosotros dejemos”.

En los instantes previos a la celebración del congreso, con el que se pone fin al proceso congresual de la federación en Castilla y León, Hojas también se refirió a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y coincidió con las declaraciones de la ministra de que no admitirán que se descuente a los trabajadores el recorte de la prestación cuando lleven seis meses en esta sitaución. “La gran mayoría de trabajadores tiene prestaciones por debajo de los mil euros” por lo que darles “un hachazo” no resulta “presentable” y más teniendo en cuenta “la necesidad de ayudas que estamos teniendo”.

También en elación a las pensiones, Hojas reclamó que se vuelva “a la anterior normativa en pensiones, anterior a la reforma de 2011” y recordó la existencia de un pacto al que hay que regresar “para negociar y hablar de la sostenibilidad del sistema”. En este sentido, rechazó que se empiece a negociar “desde una posición adulterada” que consideró que es la que está vigente “desde la última reforma de las pensiones”.

Otra de las realidades que más fuerza ha tomado en estos meses como consecuencia de la pandemia por el COVID-19 ha sido el teletrabajo, que ha supuesto “un boom” al que ha habido que adaptarse “deprisa y corriendo” ya que España “no estaba preparada” como tampoco las empresas o los trabajadores para afrontarlo “de forma voluntariosa”.

Desde UGT se pidió que la nueva lye “salga rápidamente” porque las negociaciones “han llegado a su fin” y ahora se requiere su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para que los responsables sectoriales den traslado “inmediato” a los convenios colectivos, al tratarse de una demanda “de los trabajadores y las empresas”. Además, hay que regular las “muchas irregularidades” que se etán cometiendo, “unas queriendo y otras por desconocimiento” por lo que la nueva norma dará “seguridad” y se evitarán “los abusos que se han producido con el teletrabajo”.

De todo ello se habló en el congreso de FICA-UGT en Castilla y León, una cita a la que acudieron alrededor de 150 personas, entre ellas autoridades como el alcalde de Valladolid, Óscar Puente; el delegado del Gobierno, Javier Izquierdo; los consejeros de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo; o el presidente del Consejo Económico y Social, Enrique Cabero.

El secretario general de FICA-UGT en Castilla y León, Miguel Ángel Gutiérrez, justificó la presencia de 150 delegados en el recinto alegando que se trata de un congreso orgánico “de trabajo” además de que se celebra en un salón donde el aforo se ha reducido a dos terceras partes y se respetan las distancias de seguridad, además de que le uso de mascarilla y de geles es obligatorio para evitar “el contacto más cercano”.

En un momento en el que las limitaciones de aforo en Valladolid no superan las 25 personas, confiró que se había recibido la autorización de la Junta para celebrar este acto porque “no es un congreso al uso” sino que es una cita “orgánica y de trabajo en Castilla y León” además de que se han adaptado “a los mínimos” con la reducción de manera notable de la asistencia.

“La actividad continúa en los centros de trabajo, no podemos ser nosotros diferentes”, apostilló Pedro Hojas, quien aclaró que en esta cita se discutirá “el plan de acción” dela organización. “No podemos paralizar la actividad del sindicato, no es un congreso de presentación, es de actividad propia de la organización”, sentenció.