Fillon no renuncia y reta a la cúpula de su partido

Fillon no renuncia y reta a la cúpula de su partido

06 marzo, 2017
|
Actualizado: 06 marzo, 2017 9:16
|
PUBLICIDAD

El candidato de la derecha francesa, François Fillonimputado por el caso de los sueldos de su también imputada esposa, no abandona la carrera electoral al Elíseo.
Así lo ha aclarado Fillon ante la cúpula de su partido, que pide su cabeza política, y ante miles de simpatizantes que le han respaldado en las calles de París.
Fillon mostró así su intención de no renunciar: «Soy víctima de una campaña de difamación». Así se autodeclarón el líder de la derecha francesa ante miles de simpatizantes que aguardaban de pie su dicurso. A gritos de presidente y con la bandera francesa al viento, Fillon fue recibido con multitudinario respaldo que dejó casi sin respuesta a la cúpula que quiere cesarle en su carrera presidencial.
Ha admitido errores y no cargó tan duramente contra la Justicia francesa tras ser imputado. Al menos 200.000 simpatizantes estuvieron ante Fillon, con la Torre Eiffel de fondo, diez veces más de los 40.000 que difundió la policía, aunque no se han dicho cifras oficiales.
Su esposa tiene que mucho que ver en la decisión de Fillon de continuar al frente de la derecha francesa. Así lo ha aclarado Penelope en una entrevista a un diario tras su imputación: «Será él quien decida, pero cada día le animo a que siga«. Según su esposa, trabajó para Fillon como representante, redactora de discursos e incluso participó en decisiones políticas. Todo ello tras la acusación de recibir 831.440 euros como asistente parlamentaria. La ley no impide que se fiche a la esposa de un político, pero si exige que si hay pago debe haber un trabajo, y éste es el principal punto del caso no hay ninguna prueba de que Penelope haya realizado realmente estas labores, más cuando la propia esposa siempre ha mantenido quedarse al margen de la actividad política de su marido.
«No soy autista, veo las dificultades (…). No estoy encerrado en una certidumbre, pero constato que no hay alternativa», ha asegurado Fillon. Ante la deserción en cadena de responsables y cargos políticos de la derecha por el escándalo que arrastra (más de 250 han pedido que abandone la carrera al Elíseo), señaló que «no es el partido el que va a decidir«.
«Hoy -argumentó- la cuestión es si mi candidatura, validada por las primarias, la sigue apoyando una mayoría de la derecha y el centro, y eso es lo que ha quedado demostrado» con la concentración en París. Fillon tendrá que presentarse ante el juez el próximo 15 de marzo para responder a la imputación de los empleos ficticios de su esposa.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD