Finanzas personales: la importancia de la planificación

Finanzas personales: la importancia de la planificación

25 julio, 2017
|
Actualizado: 25 julio, 2017 13:07
|
PUBLICIDAD

Hoy en día, si no se tiene un control de manera habitual sobre las cuentas personales, es inevitable perder dinero a corto o largo plazo. La planificación financiera es fundamental para la gestión de recursos y puede determinar en gran medida el resultado de nuestra economía doméstica.

Las malas decisiones, los pagos imprevistos o el gusto por el ocio son algunos de los costes extras que se suman a los pagos regulares que debe hacer frente cualquier contribuyente. Para planificar estos gastos y gestionar mejor las finanzas personales, existen varias páginas web y aplicaciones móviles, pero también hay algunas pautas que puedes seguir y que pueden ayudarte a hacer de todo esto algo menos complicado.

En primer lugar, lo que toda persona debe hacer una vez que genera ingresos es elaborar un presupuesto, es decir, anotar y tener presente en qué te vas a gastar el dinero, cuáles van a ser los pagos regulares y cuáles los ocasionales. Puedes diferenciar diversos ámbitos y clasificar los gastos en los diferentes campos, como por ejemplo el dinero que destinarás al ocio, el dinero que destinarás a la casa y el dinero que destinarás a la educación – si tienes hijos o estás aprendiendo algún idioma, o cualquier otra materia es fundamental. Además, es importante guardar uno de estos campos para los gastos imprevistos. Será una forma de ahorrar para aquellas situaciones que se presentan de forma habitualmente inoportuna y que pueden hacer tambalear nuestra economía doméstica. Esto significará guardar un dinero que no deberíamos gastar, de modo que dispongamos de efectivo para sacar adelante esa situación puntual. Por supuesto, puedes solicitar un préstamos en caso de emergencia en una web como MoneyMan, especialistas  en minicréditos, pero esta debe ser una solución puntual en caso de agotar otros recursos financieros y, sobre todo, debes tener claro que vas a poder devolver la cantidad íntegra del préstamos en el tiempo acordado.

Para mantener siempre bajo llave el techo de gasto y conocer tus presupuestos es esencial llevar la cuenta cada mes de lo que has gastado y lo que has ganado. Puedes hacerlo mediante una hoja de cálculo en Microsoft Excel, o con alguna de las aplicaciones ya existentes para gestionar finanzas personales, e incluso mediante las aplicaciones que ofrecen las diferentes entidades bancarias. Verás, seguramente, que se repiten patrones de gastos todos los meses. Es fundamental tenerlos presentes.

Automatizar algunos de tus pagos puede ayudarte también en la planificación de tus finanzas. A veces, puedes olvidarte de pagar una factura, y ello puede generar una deuda que a su vez puede conllevar una suma de intereses por pago tardío, es decir, cuando la factura ya ha vencido. Para evitar que esto suceda, sería bueno programar alarmas periódicas que te avisen de las facturas que tienes que pagar, y cuándo debes hacerlo. Pero, si eres de los que optan por una solución más práctica, es posible que ese mismo pago se realice de forma recurrente directamente desde tu cuenta bancaria en una fecha determinada. Esto puede ahorrarte bastantes disgustos, sobre todo en el caso del pago de un seguro, un alquiler o una cuota mensual de un servicio concreto.

Además, es muy importante revisar de manera constante tus cuentas con el objetivo de detectar cualquier incidencia o error en los pagos, por ejemplo, que no se produzcan gastos extraños o que las transferencias a tu favor se están realizando correctamente. De nuevo la tecnología puede servirte de gran ayuda en este sentido, pues las apps para gestionar las finanzas te avisarán mediante notificaciones instantáneas de cada movimiento de entrada y salida en tu cuenta.

Por otro lado, y mirando hacia un futuro no tan inmediato, debemos ser conscientes del panorama para nuestra jubilación. Como sabrás, la esperanza de vida se ha alargado en nuestro país y el futuro financiero del contribuyente actual todavía es algo incierto. Un buen plan de ahorros y establecerte metas a largo plazo no podrán llevarse a cabo sin antes considerar los aspectos anteriores y con una buena planificación financiera. Prepárate para el día a día y para lo que pueda venir en un futuro no tan próximo, con objetivos a corto y largo plazo.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD