PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

122 trabajadores de EVO Finance, en el alero

Los trabajadores de la financiera Evo Finance, propiedad de Apollo, han denunciado la falta de trabajo y la incertidumbre sobre su futuro después de que hace un año, el fondo estadounidense vendiera a Bankinter el negocio de Evo Banco en España.

Bankinter también adquirió la filial de crédito al consumo en Irlanda, Avantcard, pero la financiera se quedó fuera de la operación.

Fuentes del Comité de Empresa han explicado a Efe que aunque el fondo estadounidense había anunciado que la financiera saldría al mercado con una nueva marca, no hay novedades al respecto meses después.

«Hay 122 empleados sin trabajo», han denunciado las mismas fuentes que temen que Apollo quiera «liquidar» o «vender» la financiera.

Según anunció el propio fondo hace un año tras la operación con Bankinter, Evo Finance continuaría desarrollando su actividad de financiación al consumo.

Según los datos ofrecidos por Apollo, a cierre de junio de 2018, la financiera sumaba más de 4.000 puntos de venta, un parque de 149.000 titulares de tarjetas de crédito y 424.000 de líneas de crédito y préstamos personales.

En ese momento, la entidad contaba con más de 700.000 clientes y un balance de crédito de casi 800 millones de euros.

La previsión de EVO Finance era alcanzar un balance de crédito de 1.000 millones de euros.

PUBLICIDAD