Programas del sabado
Alemania paga el gas a los consumidores, mientras España culpa a Bruselas de no bajar el IVA al butano y propano
El Gobierno de PSOE-Unidas Podemos asegura que no puede bajar el IVA del butano y propano porque no deja Bruselas, que, sin embargo, si admite que Alemania pague la factura de gas completa a sus ciudadanos en diciembre o que limite el precio. En la imagen, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, a la que las medidas alemana la han pillado fuera de juego.

Alemania paga el gas a los consumidores, mientras España culpa a Bruselas de no bajar el IVA al butano y propano

02 noviembre, 2022
|
Actualizado: 02 noviembre, 2022 17:56
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

El Gobierno alemán aprobó este miércoles en Consejo de Ministros una ayuda para paliar los efectos de la crisis energética para los consumidores de gas, por la que el Estado asumirá los gastos de las facturas de gas del mes de diciembre. Esta decisión se produce cuando otros países, como España, toman medidas mucho más livianas para paliar la subida del gas, como es caso de la rebaja del IVA del 21% al 5% que ni siquiera se aplicará al butano y propano.

«Los clientes de gas no tendrán que pagar la cuota de diciembre. El Estado asume los costes», anunció el canciller, Olaf Scholz, en su cuenta de Twitter.

Su portavoz, Steffen Hebestreit, explicó durante una rueda de prensa en Berlín que cuenta con que el Parlamento dé el visto bueno la semana que viene a una medida que, según medios alemanes, tendrá un coste aproximado de unos 9.000 millones de euros.

La ayuda beneficiará a particulares y pequeñas empresas aunque sólo notarán su efecto de forma inmediata aquellos que tengan contratos directos con sus proveedores de gas, a los que no deberán abonar la cuota de diciembre.

Para el resto de los consumidores, que pagan el gas, por ejemplo, a través de un importe fijo como parte de sus contratos de alquiler, la ayuda tendrá efecto a partir de mediados del año que viene.

Será entonces cuando, en el momento de recibir de sus arrendadores la liquidación final de los gastos correspondientes a 2022, obtendrán un abono en cuenta por el importe correspondiente al consumo de diciembre.

La medida aprobada hoy constituye la primera fase de la propuesta presentada el mes pasado por una comisión de expertos para aliviar el impacto de la crisis energética.

El segundo paso, que el Gobierno pretende implementar a partir de febrero o marzo del año que viene, es la introducción de un freno a los precios de la electricidad y del gas, a través de la subvención de un contingente de en torno al 80 % del consumo habitual de los clientes, que se mantendrá a un precio fijo.

Hebestreit afirmó que este miércoles tendrá lugar una «sesión importante» a la hora de sacar adelante esta segunda medida, en referencia a una reunión del canciller con los líderes regionales, y recalcó que el Ejecutivo trabaja «bajo presión» para lograr su aprobación lo antes posible.

Todas estas ayudas se financiarán a través de un presupuesto extraordinario, conocido como Fondo de Estabilización, que será dotado antes de finales de año de 200.000 millones de euros para ser invertidos de aquí a 2024.

Teresa Ribera, fuera de juego con las medidas alemanas

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha dicho, respecto a la medida de Alemania de limitar el precio al gas a hogares y pymes a 12 céntimos, que lo deseable sería que hubiera respuestas comunes para el conjunto de la UE, que no dependan de la capacidad fiscal y presupuestaria de cada estado.

Ribera, antes de comparecer este miércoles en comisión en el Congreso de los Diputados, ha manifestado a los periodistas que «ésto pone en peligro décadas de construcción de mercado interior y décadas de construcción de los procesos de convergencia entre los distintos ciudadanos europeos».

No obstante, ha indicado que hay que ver en detalle que es lo que está proponiendo Alemania, si cuenta con el visto bueno de la Comisión Europea (CE); y ha añadido que «todavía sabemos poco».

Ha reconocido que la situación que atraviesan en Alemania «es muy complicada», pues el Gobierno ha tenido que salir al rescate de las comercializadoras, de las empresas alemanas, que conseguían, fundamentalmente en Rusia, el gas y que tenían precios de venta contratados a largo plazo que ahora son incapaces de mantener.

Por eso, el Estado ha tenido que intervenir para dar seguridad a los consumidores, ha recordado Ribera, quien ha señalado que, aunque la preocupación de Alemania es comprensible, lo que no es razonable son las dificultades que pone a establecer un límite máximo al precio de venta del gas o la extensión del «mecanismo ibérico», que aplican España y Portugal para limitar la influencia del precio del gas en el precio del mercado mayorista eléctrico.

Respecto a las dificultades de los consumidores en España para poderse cambiar a la tarifa de último recurso (TUR), la tarifa regulada de gas, ha vuelto a decir que, si las compañías tienen que reforzar sus equipos de atención al cliente, lo tienen que hacer para contar con una mayor capacidad de respuesta a los consumidores que demandan la tarifa regulada, cuyo IVA se ha rebajado al 5 % y tiene limitado el incremento del precio de la materia prima.

La ministra ha recordado que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) está investigando si se pueden haber vulnerado las normas de protección al consumidor o de funcionamiento del mercado.

Ha señalado que el Ministerio ha hablado con la CNMC, que ha mandado requerimientos a las compañías que proporcionan la TUR y les han pedido información, pero habrá que esperar a la conclusión del procedimiento. 

Noticias Relacionadas: