Alemania prohíbe a Ernst&Young trabajar para empresas cotizadas durante dos años

Alemania prohíbe a Ernst&Young trabajar para empresas cotizadas durante dos años

03 abril, 2023
|
Actualizado: 09 junio, 2023 11:41
|
PUBLICIDAD

El ente supervisor alemán APAS ha impuesto una prohibición a la multinacional de servicios profesionales Ernst&Young (EY) de asumir encargos de empresas que cotizan en bolsa durante dos años, debido al papel que tuvo en el escándalo de la quiebra de la empresa alemana de pagos electrónicos Wirecard.

Además, según un comunicado de la entidad, ha impuesto multas a EY y a varios de sus trabajadores. Las decisiones todavía no están en firme, precisó APAS.

La multa al consorcio es de 500.000 euros. A cinco empleados se les impusieron multas de entre 23.000 y 300.000 euros.

Los procedimientos contra otros siete empleados fueron archivados porque estos habían renunciado a sus licencias y, por tanto, no pueden ya ser llamados a responder ante el ente supervisor.

Wirecard colapsó en junio de 2020 cuando se supo que tenía un agujero financiero de 1.900 millones de euros, pese a que durante años EY había dado su visto bueno a los balances de la empresa.

El escándalo, que incluía manipulación de balances, no fue sacado a la luz por los revisores sino por investigaciones periodísticas de diversos medios, entre ellos el «Financial Times».

La presión llevó a que se encargase a KPMG, competidora de EY, una revisión especial que terminó llevando al colapso final.

El ente supervisor APAS, que depende de la Oficina Federal para Controles Económicos y de Exportaciones (BAFA) examinó los informes de EY sobre los balances de Wirecard y Wirecardbank entre 2016 y 2018, y llegó a la conclusión de que la consultoría y varios de sus revisores no había cumplido sus deberes profesionales.

El consorcio y los empleados afectados pueden interponer un recurso contra las sanciones y, en caso de que éste sea rechazado, pueden acudir a los tribunales ordinarios.

Desde hace cuatro meses hay un proceso penal en Múnich contra el expresidente de Wirecard Markus Braun.

Aunque en ese proceso lo que se investiga es la culpa que tuvo el exdirectivo en la manipulación de balances el mismo puede arrojar también luces sobre posible comportamientos indebidos de la consultoría y sus empleados.

El escándalo ha llegado a tocar al propio ente supervisor, y un exdirector del mismo Ralf Bose tuvo que admitir ante una comisión parlamentaria que había negociado en 2020 con acciones del consorcio cuando ya circulaban informes sobre manipulación de balances.

Bose fue destituido poco después de comparecer ante la comisión.

Noticias Relacionadas: