PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
BBVA ha sido uno de los bancos españoles multados en Portugal.

BBVA, Caixabank y Santander recurrirán las multas en Portugal

Los tres bancos españoles forman parte de las 14 entidades multadas por la AdC con 225 millones de euros por intercambiar información sensible sobre su oferta de crédito hipotecario, al consumo y a empresas

El Banco Santander, el BBVA y el Banco BPI -controlado por el Caixabank- están entre los cinco bancos que van a recurrir las millonarias multas impuestas por la Autoridad de Competencia (AdC) de Portugal por práctica concertada de intercambio de información comercial entre los años 2002 y 2013.

PUBLICIDAD

El BPI, que Caixabank controla desde 2017, fue el último en confirmar que va a recurrir la decisión, en un comunicado divulgado este miércoles, en el que manifestó su «discordancia» con la decisión de Competencia.

El banco contestará que «el supuesto intercambio de información ocurriese en los moldes alegados en la decisión acusatoria y considera, en particular, que la información en cuestión, por su naturaleza, no podría producir efectos anticompetencia y no perjudicó, de ningún modo, los intereses de los clientes».

Además del BPI, otras dos entidades de capital español, el Banco Santander y el BBVA, también anunciaron que van a recurrir la decisión, a las que se unirán la estatal Caixa Geral de Depósitos (CGD) y el Banco Comercial Portugués (BCP).

Estos cinco bancos forman parte de las 14 entidades multadas por la AdC con 225 millones de euros por intercambiar información sensible sobre su oferta de crédito hipotecario, al consumo y a empresas, lo que a juicio de las autoridades mermó la competencia y perjudicó a los clientes.

En la lista también figura otra entidad española, el Banco Popular, aunque su multa será asumida por el Santander, que lo adquirió en 2017.

A pesar de que Competencia no detalló públicamente las sanciones impuestas a cada entidad, informaciones divulgadas por algunos de los bancos y por medios locales apuntan a que la CGD recibió la multa más elevada, de 82 millones.

Fueron sancionados igualmente el BCP (60 millones), el Santander (35 millones, más los 600.000 euros del Popular), el BPI (30 millones), el BBVA (2,5 millones), el Banco Espírito Santo (BES, 700.000 euros), el BIC (500.000 euros), Deutsche Bank (350.000 euros), la Caixa de Crédito Agrícola (350.000 euros), la Unión de Créditos Inmobiliarios (150.000 euros) y el Banif (1.000 euros).

Barclays quedó exento de pagar multa al ser el banco que denunció la infracción, mientras que al Montepio se le redujo a la mitad (de 26 a 13 millones) por ser la segunda entidad en acogerse al «régimen de clemencia» y presentar pruebas adicionales. 

PUBLICIDAD