Programas del domingo
Bruselas advierte ya a la UE que adopte medidas fiscales para que las empresas no destruyan empleo por el coronavirus

Bruselas advierte ya a la UE que adopte medidas fiscales para que las empresas no destruyan empleo por el coronavirus

05 marzo, 2020
|
Actualizado: 05 marzo, 2020 17:53
|
PUBLICIDAD

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, dijo este jueves que los países de la Unión Europea (UE) tendrán que adoptar medidas, incluidas las de tipo fiscal, para garantizar la liquidez a las empresas, especialmente para las pymes, y evitar la pérdida de empleos por el brote del coronavirus.

En un evento organizado por la patronal europea BusinessEurope, Gentiloni recordó que las normas comunitarias permiten que los países se desvíen de sus objetivos de déficit público si se ven obligados a efectuar gastos adicionales para responder a eventos extraordinarios, pero consideró que serán necesarias más medidas.

Esta semana tanto los ministros de Finanzas de la eurozona (el Eurogrupo) como los del G7 (Alemania, Canadá, EEUU, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) han acordado coordinar su respuesta ante la epidemia y se han mostrado dispuestos a utilizar medidas fiscales si fuera necesario, pero no han pactado acciones concretas.

Gentiloni, sin embargo, dio hoy por sentado que los países tendrán que echar mano de medidas fiscales, especialmente para paliar los efectos en los sectores «más afectados», que según Bruselas serán el turismo y los transportes.

«Trabajaremos con nuestros Estados miembros y con nuestros socios internacionales para estar en primera línea de los acontecimientos. Las medidas de política económica tienen que ser desplegadas en el momento adecuado, ni demasiado pronto, ni demasiado tarde» dijo Gentiloni.

El Eurogrupo abordará de nuevo la situación y la estrategia a seguir en su reunión del próximo 16 de marzo.

El Gobierno de Italia, el país más afectado por el virus en la UE, ha aprobado este jueves una partida de 7.500 millones de euros, casi 4.000 millones más de lo anunciado el pasado domingo, para ayudar a empresas y familias afectadas por la epidemia y ha avanzado que pedirá acogerse a la flexibilidad que ofrece Bruselas.

Otros países, como España, estudian implementar ayudas fiscales si la situación se deteriora, aunque aún no se han concretado.

Gentiloni consideró que la epidemia de coronavirus «debería ser una llamada de atención» para que los países europeos coordinen sus políticas fiscales.

De momento, consideró el comisario italiano, el brote ha servido «para redescubrir la importancia del multilateralismo para afrontar retos globales». 

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD