Programas del domingo
Bruselas lleva a España ante el TJUE por una directiva audiovisual

Bruselas lleva a España ante el TJUE por una directiva audiovisual

19 mayo, 2022
|
Actualizado: 19 mayo, 2022 14:21
|

 La Comisión Europea decidió hoy llevar a España y a otros cuatro Estados miembros ante el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) por no haber transpuesto a sus legislaciones una directiva sobre servicios de comunicación audiovisual revisada, y pidió «sanciones económicas» contra los cinco.

Los otros países a los que el Ejecutivo comunitario lleva ante el tribunal con sede en Luxemburgo son la República Checa, Irlanda, Rumanía y Eslovaquia, informó la Comisión en un comunicado.

Esa directiva, revisada en 2018 y cuyo plazo de transposición terminó en noviembre de 2020, regula la coordinación en toda la Unión Europea de la legislación nacional sobre todos los medios audiovisuales.

Estas nuevas normas de la UE pretenden crear un panorama audiovisual «más seguro, justo y diverso», afirmó la Comisión.

En concreto, «refuerzan la protección de los espectadores, prestando especial atención a la seguridad de las personas más vulnerables, como los menores; amplían las normas sobre contenidos nocivos a las plataformas de intercambio de vídeos y promueven la diversidad cultural en los medios audiovisuales».

Además, la directiva introduce requisitos adicionales de independencia para las autoridades nacionales de regulación de los medios de comunicación.

Bruselas considera que, debido al retraso en la transposición, los ciudadanos y las empresas de los cinco países denunciados no pueden beneficiarse de las disposiciones de la directiva, como la concurrencia equitativa para los diferentes tipos de servicios de medios audiovisuales.

La directiva también garantiza la independencia de las autoridades reguladoras de los medios de comunicación nacionales y preserva la diversidad cultural, al exigir a los servicios de vídeo a la carta que incluyan al menos un 30 % de obras europeas en sus catálogos.

Además protege a los niños y a los consumidores en general, por ejemplo, al establecer normas sobre la protección de los menores frente a los contenidos nocivos o contra el odio racial, religioso o de otro tipo, la incitación a la violencia o la provocación pública para cometer un delito de terrorismo, recordó la Comisión.

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: