PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El presidente de Bankia, que será presidente ejecutivo de la nueva entidad, José Ignacio Goirigolzarri (i), y del consejero delegado de CaixaBank, que será consejero delegado de la nueva entidad, Gonzalo Gortázar (d), durante la rueda de prensa para presentar el acuerdo de fusión entre ambas entidades en Valencia. EFE/Bankia/Caixabank/David Campos

CaixaBank confía en lograr mayores ahorros de costes en su fusión con Bankia

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, está convencido de que el grupo logrará en su fusión con Bankia unos ahorros de costes mayores a los previstos, que eran de 770 millones de euros anuales, basado en la experiencia de anteriores operaciones.

Durante su intervención en una jornada organizada por Deloitte y Abc, el «número dos» de CaixaBank ha explicado además que ese ahorro de costes debería ir acompañado de un aumento de los ingresos gracias a que el número de clientes se eleva.

La «clave» es mantener la cuota de mercado y para ello, ha considerado, la plantilla del futuro grupo tiene que estar motivada para «seguir haciendo las cosas bien» e intentar repetir «éxitos del pasado» como el crecimiento del negocio de seguros.

No obstante, ha recordado que la fusión con Bankia por el momento es un proyecto, que espera el visto bueno de los accionistas a principios de diciembre y luego el de los reguladores para convertirse en una realidad.

Aun así, ha defendido que la operación tiene sentido y quieren que se haga bien: «No solo la mayor fusión sino la mejor».

Gortázar aboga además por que el nuevo CaixaBank mantenga la esencia heredada de las cajas de ahorros origen del grupo, pues todas ellas nacieron con un compromiso de ser sostenibles y la vocación de ayudar a la sociedad.

LECCIONES DE LA CRISIS

Sobre la crisis provocada por la pandemia, el consejero delegado de CaixaBank ha reflexionado sobre las lecciones aprendidas para llegar a la conclusión de que en el mundo empresarial hay que estar preparados para lo que pueda pasar y aprovechar las ventajas que da la tecnología para ofrecer a los clientes «todo» a distancia.

Si la gente va a la oficina, que sea porque quiere y necesita un servicio de valor añadido, ha explicado, ya que CaixaBank aspira a que cualquier proceso sea «absolutamente digital» y la presencia física no sea necesaria.