PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El presidente de CaixaBank, Jordi Gual (d), acompañado por el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, al inicio de la junta general ordinaria de accionistas que se celebró el pasado abril en Valencia. EFE/ Kai Försterling

Caixabank negocia ya un nuevo plan de prejubilaciones

El banco calcula que el número de empleados que pueden cumplir los requisitos marcados es de 376 personas, aunque espera un número menor de adhesiones

CaixaBank ha empezado a negociar este jueves con los sindicatos del banco un plan de desvinculaciones voluntarias incentivadas que está exclusivamente dirigido a empleados de 58 o más años de las provincias de Barcelona y Teruel, han explicado a Efe fuentes de la entidad.

PUBLICIDAD

El banco calcula que el número de empleados que pueden cumplir los requisitos marcados es de 376 personas, aunque da por supuesto que el número final de adheridos será menor, ya que todo dependerá del presupuesto disponible y de si los interesados aceptan las condiciones ofrecidas.

Las provincias de Barcelona -donde están los servicios centrales del banco-, y de Teruel fueron las dos únicas que quedaron fuera del ERE pactado en mayo del año pasado para un total de 2.023 empleados, y ahora la entidad prevé aplicar en ellas un plan de salidas similar al impulsado en años anteriores.

CaixaBank no incluyó a estos dos territorios en el ERE al considerar que faltaba personal en dichas provincias, y ahora da la oportunidad a los empleados de acogerse a una desvinculación voluntaria incentivada y, en paralelo, realizar contrataciones en Barcelona, principalmente de perfiles jóvenes, para rejuvenecer la plantilla.

PUBLICIDAD

El secretario general de CCOO en CaixaBank, Ricard Ruiz, ha explicado a Efe que el banco ofrece prejubilaciones con un 70 % del salario bruto hasta los 63 años.

Los sindicatos han reclamado al banco que ese porcentaje se eleve, y CCOO ha pedido explícitamente que sea al menos del 85 %, para equiparar las salidas a las producidas durante el ERE, así como que se abra a todas las provincias y a más generaciones, ha añadido Ruiz, que ha precisado que el banco quiere que las salidas se hagan efectivas a partir del 1 de abril.

Las fuentes consultadas por Efe recuerdan que este plan de desvinculaciones voluntarias ya estaba previsto desde 2019, ya que el compromiso de negociación se incluyó en el acuerdo laboral firmado con la representación sindical el pasado mes de mayo.

El banco espera alcanzar un acuerdo sobre este plan de salidas con los sindicatos durante los próximos días para abrir el plazo de solicitudes de adhesión al plan a principios de febrero.

PUBLICIDAD

Actualmente CaixaBank cuenta con una plantilla de unos 27.000 empleados.

El ERE llevado a cabo en 2019 costó al banco 978 millones de euros -685 millones en términos netos-, si bien le permitió un ahorro de unos 200 millones al año.