CaixaBank presenta en Madrid su primer plan estratégico tras las integración de Bankia
osé Ignacio Goirigolzarri y Gonzalo Gortázar, presidente y consejero delegado de CaixaBank, respectivamente.

CaixaBank presenta en Madrid su primer plan estratégico tras las integración de Bankia

16 mayo, 2022
|
Actualizado: 17 mayo, 2022 1:38
|

CaixaBank presenta este martes en Madrid su nuevo plan estratégico para el período 2022-2024, el primero tras la integración de Bankia, que arranca en un contexto de elevada inflación, incertidumbre en los mercados por la invasión rusa de Ucrania y la expectativa de una pronta subida de tipos en Europa.

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, son los encargados de explicar los detalles de este plan trianual en un acto en la sede corporativa del banco en Madrid, en la antigua sede central de Bankia.

CaixaBank, con más de 20 millones de clientes y 6.700 sucursales, ha esperado a tener la fusión completada y el ERE para 6.452 trabajadores pactado con los sindicatos prácticamente ejecutado para presentar la nueva hoja de ruta para los próximos tres años.

El plan llega en un momento de turbulencias en los mercados por la guerra de Ucrania, que ha disparado los precios de la energía y la inflación hasta niveles nunca vistos en décadas.

Para tratar de contener este aumento de los precios, el Banco Central Europeo (BCE) prepara ya el terreno para una primera subida de los tipos de interés en julio, como llevan haciendo desde hace unos meses la Reserva Federal de Estados Unidos o el Banco de Inglaterra.

CaixaBank cree que los tipos, que durante los últimos años han estado en negativo, subirán de forma gradual y podrían hacerlo, de acuerdo con las expectativas de los mercados, hasta tres veces este año y cuatro o cinco veces más en 2023, según indicó hace unas semanas el consejero delegado al ser preguntado por esta cuestión.

Pese a la incertidumbre en los mercados, CaixaBank afronta 2022 con «cauto optimismo», con el objetivo principal de finalizar «de forma impecable» la integración, desplegar todo el potencial del modelo de negocio y fortalecer la solvencia de su balance, según afirmó Goirigolzarri en enero, durante la presentación de los resultados de 2021.

El plan, avanzó también entonces Gortázar, pondrá el foco en el cliente y en la actividad de CaixaBank España y Portugal, y no contemplará nuevas operaciones inorgánicas, por lo que el grupo solo prevé seguir creciendo con el perímetro que tiene actualmente, una vez hecha efectiva la integración de Bankia.

La entidad espera que la invasión de Ucrania no marque la nueva hoja de ruta, pese a las dificultades de prever las consecuencias de una guerra que dura ya más de 80 días.

Por el momento, CaixaBank ha constituido un fondo colectivo por importe de 214 millones para reflejar el impacto estimado derivado del cambio de escenario macroeconómico ante el conflicto en Ucrania.

Precisamente hoy, la Comisión Europea ha rebajado en 1,6 puntos, hasta el 4 %, su previsión de crecimiento de la economía española en 2022, y ha duplicado su previsión de repunte de la inflación hasta el 6,3%, alcanzando su punto máximo a mediados de año.

Además, según las previsiones económicas de primavera, el país no recuperará su nivel de crecimiento prepandemia hasta mediados de 2023.

CaixaBank obtuvo en 2021 un beneficio de 5.226 millones de euros, casi cuatro veces más que en 2020, cuando ganó 1.381 millones, al incorporar los impactos extraordinarios asociados a la fusión con Bankia.

En el primer trimestre de este año, la entidad ha ganado 707 millones de euros, un 85 % menos que en 2021, debido justamente a la ausencia de estos extraordinarios. 

Noticias Relacionadas: