Caixabank prevé una subida de tipos de interés y menos crecimiento
El presidente dCaixaBank, Jose Ignacio Goirigolzarri (i) y el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, en la junta general de accionistas celebrada el pasado viernes. EFE/Ana Escobar

Caixabank prevé una subida de tipos de interés y menos crecimiento

11 abril, 2022
|
Actualizado: 11 abril, 2022 1:00
|

CaixaBank ha rebajado en 1,3 puntos porcentuales, hasta el 4,2 %, su previsión de crecimiento de la economía española para este año debido al impacto de la guerra de Ucrania, y ha situado la inflación media anual en el 6,8 %, a la vez que ha augurado una pronta subida de los tipos de interés.

En su intervención en la junta general ordinaria de accionistas celebrada en Valencia, donde CaixaBank tiene su sede social, el presidente del banco, José Ignacio Goirigolzarri, ha explicado que el ejercicio 2022 arrancó en un entorno económico «claramente positivo», aunque la invasión rusa de Ucrania «ha producido un cambio radical de escenario».

«Esperamos que la recuperación continúe este año, aunque la incertidumbre sobre la evolución de la economía global y la europea en particular es muy alta», ha afirmado.

La banca española, ha dicho, afronta este «contexto de alta incertidumbre» desde una posición muy distinta a la que se encontraba en la última crisis financiera y, dentro del sector, el punto de partida de CaixaBank es «diferencial», ya que es líder del mercado en volumen de negocio, cuenta con un importante colchón de liquidez y goza de una «gran solvencia».

«Afrontamos el futuro desde la serenidad que conforma una excelente situación de partida», ha subrayado el directivo, quien ha valorado el éxito de la integración con Bankia por completarse en tiempo récord y por posicionar a CaixaBank como el principal grupo financiero español.

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha explicado los resultados de 2021, en el que la entidad obtuvo un beneficio de 5.226 millones de euros, casi cuatro veces más que en 2020, por los impactos extraordinarios asociados a la fusión.

Sobre la expectativa de que «se produzca una subida paulatina», ha asegurado que «es imposible anticipar movimientos con certidumbre, pero existen razones para pensar que los tipos negativos quedarán atrás pronto. Una gradual subida de tipos tendrá una traducción muy positiva en nuestra línea de margen de intereses».

La junta de CaixaBank ha aprobado todos los acuerdos sometidos a votación, entre ellos la política retributiva del consejo de administración, que ha salido adelante con la abstención del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), han explicado a Efe fuentes cercanas a la entidad.

El Estado, que a través del FROB posee el 16 % de CaixaBank, votó el pasado año en contra de la política de retribuciones del banco durante su primera junta como accionista, mostrando así su oposición a los sueldos de la cúpula directiva.

Este año, en cambio, el Estado ha decidido abstenerse en la votación del punto 10 del orden del día, correspondiente a la aprobación de la política de remuneración, que finalmente ha alcanzado un ‘quorum’ del 98 % si se tienen en cuenta los votos a favor y las abstenciones.

En materia retributiva, la junta también ha aprobado la entrega de acciones a favor de los consejeros ejecutivos como pago de los componentes variables de la remuneración y el nivel máximo de retribución variable para los empleados cuyas actividades profesionales inciden de manera significativa en el perfil de riesgo del banco.

Goirigolzarri ha explicado que la nueva política de remuneraciones «simplifica y da claridad al modelo de retribución variable, manteniendo los límites de la remuneración global».

Así, contempla un mantenimiento de sus retribuciones para este ejercicio 2022 y amplía de uno a tres años el período de limitación para los consejeros ejecutivos para la transmisión de acciones.

En el futuro cualquier incremento retributivo de los consejeros deberá contar con la aprobación previa de la junta de accionistas, que ha acordado también el reparto de un dividendo con cargo a los beneficios de 2021 de 0,1463 euros por acción, que se hará efectivo a partir del 20 de abril.

La entidad abonará a sus accionistas 1.179 millones de euros en dividendo, importe que equivale al 50 % del beneficio neto consolidado ajustado por los impactos extraordinarios de la fusión con Bankia.

Asimismo, los accionistas han dado luz verde a la reducción del capital social de CaixaBank hasta un importe máximo correspondiente al 10 % mediante la amortización de acciones propias que se adquieran en el marco de un programa de recompra de acciones que la entidad quiere implantar durante 2022.

La cifra definitiva de la reducción de capital quedará fijada por el consejo de administración, dentro del límite máximo señalado, en función del número definitivo de acciones que se adquieran.

La junta también ha respaldado la reelección de Tomás Muniesa como vicepresidente y consejero dominical, y de Eduardo Javier Sanchiz como consejero independiente, en ambos casos por un período de cuatro años. 

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: