PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El presidente de CaixaBank, Jordi Gual.

Caixabank ve alguna fusión más en España, pero no paneuropeas

Jordi Gual, su presidente, asegura que es cierto que con las fusiones se puede ganar en economías de escala y ahorrar costes, entre otras ventajas, pero también "te distraes mucho", al tener que incorporar equipos "de otras culturas"

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, ha asegurado este lunes que, de momento, no se van a producir fusiones bancarias paneuropeas -como desearía Bruselas- por razones «regulatorias», pero sí que podría haber alguna más en España.

PUBLICIDAD

«Es posible» que haya más fusiones o adquisiciones en España, pese a la gran concentración que ya ha tenido lugar, porque estas operaciones pueden ser una vía para que las entidades que lo necesiten mejoren su rentabilidad, ha explicado Gual en un encuentro financiero organizado por KPMG y Expansión.

Es cierto que con las fusiones se puede ganar en economías de escala y ahorrar costes, entre otras ventajas, pero también «te distraes mucho», al tener que incorporar equipos «de otras culturas», ha dicho.

Los cierres de sucursales permiten adecuar la red a las necesidades de la banca actual, cada vez más digital y a los gustos y deseos de sus clientes, ha explicado, y ha recordado que siguen adelante con su plan de disponer en 2020 de 600 oficinas Store (mayores, con horario más amplio y enfocadas en el asesoramiento y la atención personalizada al cliente).

PUBLICIDAD

Ha renovado el compromiso de la entidad con la inclusión financiera, pese a esos cierres de sucursales, y ha asegurado que seguirá estando en los pueblos de mas de 10.000 habitantes y en el 94 % de los de más de 5.000 habitantes, así como «en todos los pueblos que lo necesiten».

Asimismo, ha lamentado que en los tests de estrés que se hacen cada año a la banca se comparen los niveles de capital de máxima calidad CET1 de cada entidad, ya que a su juicio se debería comparar el nivel de capital de cada una con el que les exigen las autoridades de supervisión a título individual.

Tanto CaixaBank como la banca española están en la media europea en términos de solvencia, pero la presión impide a algunas entidades acumular capital.

Ha criticado que las autoridades hayan mantenido el coste del capital en los mismos niveles que antes de la crisis, a pesar de que la banca ha logrado elevar mucho sus niveles de capitalización en los últimos años y el riesgo del sector ha mejorado, por lo que ha pedido «estabilidad regulatoria» en este aspecto.

PUBLICIDAD

En cuanto a los bajos tipos de interés y al efecto que tienen e negocio, ha asegurado que la entidad ya ha trabajado antes con tipos bajos y ha podido mantener la rentabilidad por encima del coste del capital, ya que tienen los mecanismos necesarios para lograrlo.

«Tenemos una penetración (adecuada) en banca digital y estamos preparados para la banca que se acerca», así como otras palancas como la diversificación, ya que cuentan con unos negocios «muy eficientes» de seguros y tarjetas, entre otros.

Asimismo, se ha negado a comentar la sentencia del «procés», conocida este lunes, en un foro financiero como este y se ha limitado a decir que la entidad se debe a sus accionistas, clientes y empleados y vela por su bienestar.