Programas del domingo
Calviño justifica el fin del descuento de 20 céntimos en los carburantes porque hay quien no lo necesita
"Son medidas que benefician a toda la población pero tienen impacto fiscal", ha subrayado Nadia Calviño, que, sin embargo, no se ha pronunciado en absoluto sobre la recaudación récord de Hacienda, ni la subida de impuestas como consecuencia de los altos niveles de inflación. En concreto, la mitad de lo que se paga por un litro de gasolina o diésel va a para a las arcas de Hacienda.

Calviño justifica el fin del descuento de 20 céntimos en los carburantes porque hay quien no lo necesita

16 noviembre, 2022
|
Actualizado: 16 noviembre, 2022 11:27
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha abogado este miércoles por restringir la bonificación de 20 céntimos/litro a los carburantes «al ámbito profesional o determinados colectivos», «pero no en las que no lo necesitan». En la misma línea se ha pronunciado con el IVA a la electricidad y el gas.

En una entrevista en TVE, Calviño ha señalado que «lo más deseable» sería restringir esta ayuda que tiene «un impacto positivo sobre la inflación» pero también un coste fiscal «muy importante» y que «no discrimina entre las personas con mayor y menor renta».

Calviño, que ha recordado que aún siguen evaluando cómo extender las medidas vigentes hasta diciembre para paliar el impacto de la guerra de Ucrania, ha subrayado que el objetivo debe ser centrarse en las familias más vulnerables o en los trabajadores autónomos «pero no en las que no lo necesitan».

En la misma línea, ha explicado que también se está estudiando la extensión de la rebaja del IVA de la electricidad y el gas y si se hará para «todo el año o solo una parte del año».

«Son medidas que benefician a toda la población pero tienen impacto fiscal», ha subrayado Calviño, que, sin embargo, no se ha pronunciado en absoluto sobre la recaudación récord de Hacienda, ni la subida de impuestas como consecuencia de los altos niveles de inflación. En concreto, la mitad de lo que se paga por un litro de gasolina o diésel va a para a las arcas de Hacienda.

Noticias Relacionadas: