Caso BBVA-Villarejo: los directivos de los servicios jurídicos echan balones fuera
A mediados de 2019, el juez acordó la imputación tanto del BBVA como de su expresidente Francisco González en una causa en la que ya figuraban como investigados otros antiguos directivos del banco, como el exjefe de seguridad Julio Corrochano, o el ex consejero delegado Ángel Cano. 

Caso BBVA-Villarejo: los directivos de los servicios jurídicos echan balones fuera

20 abril, 2022
|
Actualizado: 20 abril, 2022 16:13
|

 El exdirector de los servicios jurídicos de BBVA Eduardo Ortega ha asegurado este miércoles en la Audiencia Nacional que la denuncia que el banco presentó contra Ausbanc se basó en información pública, y ha descartado que en su redacción participara el excomisario José Manuel Villarejo.

La declaración de Ortega, en calidad de investigado, se produce en el marco de la causa que investiga la «operación Trampa», novena pieza separada del caso Villarejo, en torno a los supuestos servicios de espionaje a políticos, empresarios y periodistas que el banco habría encargado al excomisario desde 2004, momento en el que la constructora Sacyr inició, sin éxito, un movimiento para tratar de tomar el control de la entidad.

En este contexto, el expresidente de Ausbanc, Luis Pineda, que figura como acusación en el proceso, sostiene que el banco, en connivencia con la Policía Nacional y el propio Villarejo, envió una denuncia anónima fruto de la cual fue condenado a 8 años de cárcel por extorsionar a entidades bancarias a cambio de evitarles acciones judiciales o campañas de descrédito.

Según han indicado a Efe fuentes jurídicas, Ortega ha asegurado ante el titular del juzgado central de instrucción nº 6, Manuel García Castellón, que el entonces presidente del banco, Francisco González, no supo nada de la denuncia hasta después de ser presentada, a instancias del que fuera jefe de Seguridad, Julio Corrochano.

En contra de lo que defiende Luis Pineda, la denuncia contra Ausbanc se debió a los «graves problemas» que causaba al banco su actividad y no por otros motivos, ha indicado Ortega, además de reiterar que no conoce ni tuvo nunca relación alguna con el excomisario.

Durante un almuerzo celebrado en enero de 2015 con miembros de la dirección de la Policía Nacional al que asistió junto con Corrochano se trató de una posible colaboración del banco con la institución en forma de becas, que nunca llegó a materializarse.

Pero en aquella ocasión no se mencionó en ningún momento la denuncia contra Ausbanc, según las mismas fuentes.

De hecho, fue consciente de la contratación de Villarejo cuando éste fue detenido, momento en el que le indica a Corrochano que es preciso dejar de trabajar con Cenyt, empresa vinculada al excomisario.

Del contenido de la denuncia, que procedía de fuentes públicas y no de información obtenida de la Policía o de Villarejo, sí estaba al corriente el que fuera director de los servicios jurídicos de la entidad Eduardo Arbizu, entonces superior jerárquico de Ortega, que le dio luz verde para presentarla.

También como investigado ha declarado este miércoles otro de los responsables de los servicios jurídicos de BBVA, Eduardo García Crespo, que sí conocía a Villarejo aunque ignoraba que fuera entonces policía en activo.

Según las mismas fuentes, García Crespo ha relatado que se reunió en una ocasión con el excomisario, después de que Corrochano le dijera que había contratado a Cenyt para realizar tareas de investigación en sustitución de la agencia de investigación Kroll.

A mediados de 2019, el juez acordó la imputación tanto del BBVA como de su expresidente Francisco González en una causa en la que ya figuraban como investigados otros antiguos directivos del banco, como el exjefe de seguridad Julio Corrochano, o el ex consejero delegado Ángel Cano. 

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: