Programas del sabado
Cinco meses de caída en el mercado de la vivienda

Cinco meses de caída en el mercado de la vivienda

04 agosto, 2023
|
Actualizado: 04 agosto, 2023 12:51
|
PUBLICIDAD

La compraventa de vivienda disminuyó en junio un 6,4 % en tasa interanual, hasta las 53.999 operaciones, con lo que encadena su quinta caída consecutiva en un escenario en el que, a pesar del encarecimiento de la financiación por la subida de los tipos de interés, los analistas ven un importante apetito.

En el semestre, esta actividad retrocedió un 4,5 % en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, arrastrada por la tendencia a la baja de estos meses, de los que sólo uno, enero, acabó en positivo al subir un 6,6 %, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los niveles registrados en junio muestran asimismo una caída del 3,8 % respecto a mayo, cuando las compraventas de viviendas se situaron en 56.137 operaciones.

No obstante, el quinto mes de este 2023 también cerró con una idéntica bajada del 6,4 %.

De acuerdo con el histórico, la compraventa de vivienda ha entrado en una espiral de estabilización a lo largo de este ejercicio, que comenzó con un repunte del 6,6 % tras concluir diciembre con una caída superior al 10 %.

Sin embargo, en febrero la actividad volvió a descender en la misma proporción, una tendencia que siguió en marzo con un ajuste del 5,7 %, que se acentuó en abril con un recorte del 8,1 %, marcando su cifra más baja en dos años, y que siguió en mayo.

Con todo, los expertos creen que los números no confirman, de momento, una crisis en el sector, el cual se está mostrando resiliente a las alteraciones económicas.

LA COMPRA DE VIVIENDA USADA CONTINÚA A LA BAJA

En junio, las compraventas de segunda mano, que fueron las más numerosas al representar el 80,6 % del total, siguieron retrocediendo, con un descenso del 9,7 % en comparativa interanual, hasta las 43.532 transacciones.

Con todo, las de vivienda nueva se dispararon un 10,7 % respecto al mismo mes de 2022, hasta las 10.467 operaciones.

De este modo, mientras las transacciones de vivienda usada acumulan cinco meses a la baja, las de vivienda nueva se anotan otra subida tras la de mayo.

A diferencia del mes anterior, cuando experimentaron fuertes crecimientos intermensuales, ambas se situaron por debajo de sus marcas de mayo, un 4,3 % en el caso de la vivienda de segunda mano, y un 1,8 % en el de la nueva.

En lo que va de año, las compraventas de vivienda usada acumulan una caída del 5,4 % que baja al 0,3 % en la nueva.

El 92,3 % de las viviendas transmitidas por compraventa en junio fueron libres, 49.852 unidades, un 6,2 % menos que en las mismas fechas de 2022, y el 7,7 %, protegidas, con 4.147, un 8,7 % menos.

Con respecto al mes anterior, tanto la vivienda libre como la protegida cedieron, un 4 % y un 1,2 %, respectivamente.

El número de compraventas de viviendas realizadas entre personas físicas en junio fue de 37.015, un 10,5 % menos que en el mismo mes del ejercicio previo.

EVOLUCIÓN POR COMUNIDADES

A nivel territorial, la compraventa de viviendas registradas descendió en catorce comunidades autónomas, siempre en comparativa interanual, siendo los mayores descensos los de La Rioja (un 20,5 % menos); Cantabria (un 18,8 % menos) y Extremadura (un 15,8 % menos).

Por el contrario, las transacciones crecieron en tres comunidades: Navarra (un 5,1 %); Asturias (un 1,9 %) y Comunidad Valenciana (un 1,1 %).

DEMANDA «FUERTE» Y UNOS NIVELES SUPERIORES A LOS DE 2019

A pesar de la caída interanual en junio, «los compradores de vivienda no se han retirado y siguen apostando por el mercado inmobiliario», dice el portavoz de Idealista, Beñat del Coso.

En su opinión, no se puede hablar de la «anunciada crisis» porque la demanda se mantiene fuerte aún teniendo en cuenta las «frecuentes» subidas de los tipos acometidas por el Banco Central Europeo (BCE).

Es más, añade, en los últimos doce meses se vendieron más de 634.000 viviendas, un 1 % más, y la oferta en venta sigue reduciéndose, lo que confirma que el impacto de la subida de tipos «ha sido muy limitado» al existir una bolsa «muy relevante» de demanda con menores necesidades financieras.

Por su parte, la directora de Estudios de Fotocasa, María Matos, cree que los datos muestran que, «después de dos años muy intensos y con cifras muy positivas para el sector, empieza una época de normalidad y estabilización».

Para Matos, lo «justo» sería comparar los registros de 2023 con los de 2019, antes de la pandemia.

De ser así, las compraventas en junio presentarían una subida del 30 %, en tanto que las operaciones acumuladas, 315.783 en el semestre, estarían un 19 % por encima de los niveles del mismo periodo previo a la covid. 

Noticias Relacionadas: