Programas del domingo
Las penalizaciones de Escrivá surten efecto: el doble de cotizantes retrasan su edad legal de jubilación

Las penalizaciones de Escrivá surten efecto: el doble de cotizantes retrasan su edad legal de jubilación

01 abril, 2024
|
Actualizado: 01 abril, 2024 16:13
|
PUBLICIDAD

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, con penalizaciones a los que adelantan su jubilación e incentivos a los que la retrasan, está obteniendo resultados positivos en su objetivo de incentivar a los trabajadores a retrasar su jubilación. En la última fase de reforma de las pensiones durante la legislatura anterior se introdujeron varios estímulos para postergar la jubilación y se implementaron sanciones para desincentivar la jubilación anticipada. Al comienzo de 2024, los datos muestran que las inscripciones por jubilación retrasada se han duplicado, representando ahora el 10,5% del total, en comparación con menos del 5% anterior a la reforma. Antes de la pandemia, esta cifra era del 4,9%.

Estos números indican que estas medidas han tenido un efecto significativo, superando las expectativas del Ministerio de Seguridad Social. De hecho, cerca del 10% de los nuevos jubilados ahora elige esta opción, sumando aproximadamente 50.000 personas que se han jubilado a los 68 años de media en los últimos dos años y dos meses.

La cooperación con empresarios y sindicatos en la legislatura previa ha favorecido a la Seguridad Social. Uno de los cambios principales fue el ajuste de los recortes directamente sobre la pensión. Desde enero de 2022, se implementaron dos mecanismos combinables para recompensar el retraso voluntario de la jubilación, requiriendo un mínimo de 15 años de cotización y una edad de 65 años.

Las penalizaciones para las personas que decidan no retrasar su jubilación

El primer mecanismo que se presentó fue un incremento adicional del 4% en la pensión por cada año adicional cotizado después de alcanzar la edad ordinaria. Por otro lado, el pago único por año cotizado, que varía entre 4.700 y 12.000 euros aproximadamente, que se recibe al jubilarse. Y, por último, otro de los cambios presentados fue una combinación de las opciones anteriormente mencionadas.

Además, se introdujeron penalizaciones con coeficientes reductores para la jubilación anticipada voluntaria, diseñadas por el exministro José Luis Escrivá. Esta opción ha disminuido en su popularidad, representando ahora el 20% de las nuevas jubilaciones, aunque en enero y febrero de 2024 se observó un repunte al 29%.

Estas penalizaciones son más severas cuanto más temprano se jubile el trabajador y son más leves para aquellos con carreras de cotización extensas. Por ejemplo, un trabajador con menos de 38,6 años cotizados que decida jubilarse dos años antes verá reducida su pensión en un 21%.

Recientemente, se ha implementado un nuevo sistema de penalizaciones que afecta a las pensiones más altas. Un trabajador que se jubile 24 meses antes de lo previsto y tenga menos de 38 años y seis meses de cotización verá reducida su pensión hasta un 5,7%. Con todas estas medidas, la edad media de jubilación anticipada ha aumentado a 63,4 años.

Cada vez más trabajadores se jubilarán después de los 65 años

Alargar la edad de jubilación ha sido un objetivo principal de las reformas de pensiones recientes. La edad de jubilación real superó los 65 años por primera vez en 2023. Además del efecto de la jubilación anticipada, el aumento gradual de la edad legal de jubilación hasta los 67 años en 2027, establecido por el Gobierno del PSOE en 2011, está influyendo en el retraso del retiro medio. Según Robert Meneu, profesor de la Universidad de Valencia, estas medidas combinadas están llevando a una edad media de jubilación más cercana a la edad legal.

Las proyecciones del Gobierno indican que cada vez más trabajadores se jubilarán después de los 65 años, la edad efectiva actual de jubilación. Con las reformas recientes y las tendencias a largo plazo, se espera que la edad real de jubilación se sitúe en 66,6 años, cercana a la edad legal de 67 años.

El Gobierno también anticipa que casi el 28% de los trabajadores mayores seguirán trabajando después de los 65 años para mediados de siglo, y que más de la mitad de los trabajadores de 65 años optarán por retrasar voluntariamente su jubilación gracias a la combinación de incentivos y penalizaciones ofrecidos.

Noticias Relacionadas: