Programas del sabado
El alza de tipos cambia la estrategia de los bancos: Deutsche Bank resucita el depósito

El alza de tipos cambia la estrategia de los bancos: Deutsche Bank resucita el depósito

10 mayo, 2022
|
Actualizado: 10 mayo, 2022 13:47
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

Deutsche Bank se adelanta al nuevo escenario de subidas de tipos de interés en Europa y resucita el depósito, una fórmula de ahorro que lleva casi una década en decadencia, con rentabilidades que por ahora sólo ofrecen contadas entidades, entre ellas los neobancos Orange Bank o MyInvestor.

Este movimiento supone un primer paso de lo que podría ser un cambio de tendencia cuando el Banco Central Europeo (BCE) comience a subir el precio del dinero para hacer frente al alza de la inflación, pero expertos creen que todavía falta tiempo para que grandes bancos como el Santander, CaixaBank, BBVA, Sabadell o Bankinter lo hagan.

En estos momentos ninguna de estas entidades remunera los depósitos de sus clientes que, en ocasiones, especialmente cuando se trata de grandes patrimonios o empresas con volúmenes significativos, incluso pagan por tener ese dinero guardado en el banco.

Eso explica que en los últimos años se hayan disparado otras opciones, como los fondos de inversión, para que los clientes particulares obtengan rentabilidades por su dinero.

En el pasado los depósitos eran una de las opciones preferidas en España para ahorrar por parte de los clientes más conservadores, que podían encontrar rentabilidades medias cercanas al 5 % en septiembre de 2008, antes de la caída de Lehman Brothers y de que el BCE bajara los tipos del 4,25 al 3,75 %.

A partir de ese momento, en línea con las sucesivas bajadas de los tipos de interés, los bancos fueron reduciendo la remuneración de los depósitos, especialmente a lo largo de 2012, hasta el punto de que a comienzos de 2013 la rentabilidad media estaba por debajo del 2 % y a cierre del año rondaba el 1,5 %, según datos del Banco de España.

A mediados de 2014, esa rentabilidad se situaba ya por debajo del 1 %, después de que antes del verano de ese año el BCE recortara los tipos de interés del 0,25 al 0,15 %, un porcentaje que bajaría al 0,05 % en septiembre, lo que redujo aún más la remuneración del ahorro de los clientes, que apenas llegaba al 0,4 % al acabar 2015.

La puntilla se produjo después de que el BCE dejara en el 0 % el precio de dinero en marzo de 2016, lo que hizo que ese mismo año la rentabilidad media de los depósitos en España quedara en el 0,1 % y siguiera hundiéndose progresivamente hasta acercarse cada vez más al 0 %. En marzo de 2022, último dato disponible, estaba en el 0,04 %. 

Noticias Relacionadas: